El plan a seguir en un momento dado de la partida se llama plan estratégico, y el modo como sea ejecutado así como el conjunto de principios que seguimos para llevarlo a cabo se llama estrategia. En el dominó hay dos estrategias para ganar:

Ejecutar las fuerzas propias o bloquear las contrarias. Las fuerzas propias incluyen la calidad y cantidad de éstas y los recursos disponibles para ponerla en acción.

Crear dificultades al contrario es impedirle que entren sus fichas, obstaculizarle el desarrollo de sus planes, coartarle la utilización de sus recursos y, en fin, jugar piedras que le entorpezcan el desarrollo de sus manos. Una jugada correcta le da dificultades al contrario para desarrollar un determinado palo e incluso para realizar un cuadre a favor de dicho palo.

Cuando se ejecutan las fuerzas propias hay que crearle facilidades al compañero para facilitarle que él pongas sus piezas, debemos brindarle apoyo a sus planes; hay que darle el mayor margen posible para que emplee sus recursos. En síntesis, no se deben jugar fichas que impidan el desarrollo de la mano del frente. Una ficha se juega correctamente cuando permite al compañero desarrollar un determinado palo, es decir, poner en movimiento sus fuerzas propias, e incluso realizar un cuadre a favor de dicho palo.
Lic. Jacobo Herrera
www.dominoprofesional.com
guerra50@hotmail.com