El presente artículo ha sido elaborado de una manera sencilla y breve; a fin de evitar la confusión que generan estas especies narrativas.
En primer lugar definiremos ambos conceptos, estableceremos las características que le pertenecen a cada una de ellas; luego, fijaremos sus semejanzas y diferencias.

Fábula

“Composición literaria en verso o en prosa; que haciendo uso de la prosopopeya, tiene como finalidad instruir a través de una enseñanza que se deduce de los hechos narrados”.

La prosopopeya es una figura retórica mediante la cual se atribuyen cualidades humanas a los animales y seres inanimados. También se le llama “personificación”.

Las fábulas como se dijo, pretenden instruir. A la deducción de la enseñanza, se le llama generalmente moraleja; y en raras ocasiones, sentencia.
Entre sus características podemos identificar la personificación, brevedad, pocos personajes, contenido moralizante e inverosímil (no aparente con la verdad), escrito en verso o en prosa.
Esopo fue un famoso escritor de fábulas.

Parábola

“Es una composición narrativa alegórica de la que se deriva por analogía o comparación una enseñanza no explícita”.

Su origen etimológico deriva de la voz griega “parabole”, que significa comparación o semejanza (analogía).

Sus características, entre otras, son las siguientes: escrita en prosa, el relato se basa en hechos del cotidiano vivir; verosímil, de extensión variada, sus personajes son seres humanos; pertenece al género épico (narrativa de hechos legendarios imaginarios e incluso ligados con la realidad, pero verosímiles; además, puede basarse en hechos reales).

Son parábolas bíblicas “el buen samaritano” y “el hijo pródigo”.

Semejanzas entre la fábula y la parábola

1.- Hacen uso de las metáforas.
1.- De ambas se deduce una enseñanza.
2.- Escritas en prosa (excepción fábulas también pueden estar escritas en verso).
3.- Pertenecen a la literatura folklórica.
4.- Ligadas con la tradición oral que se remonta al pasado.

Diferencias entre fábula y parábola

1.- Su extensión, las primeras son breves, las segundas pueden serlo o no.
2.- La verosimilitud; las primeras son inverosímiles, las segundas no.
3.- Sus personajes; en el caso de la fábula utiliza la figura denominada prosopopeya; las parábolas no utilizan dicha figura retórica. Siendo esta la principal diferencia.
4.- La parábola tiene mayor conexión con la realidad; las fábulas, como su nombre lo indica son fabulosas, fantásticas, no conectadas con la realidad.

Que las consideraciones anteriormente escritas, sean de utilidad; y sirvan como base para sus investigaciones.
Jaime Noé Villalta Umaña
Prof. y Abg.