En este artículo se explican algunos de los métodos vigentes para realizar envíos de dinero internacionales de manera sencilla, económica y casi inmediata.

Por: Jerard Sanz

En un ámbito tan globalizado como en el que vivimos hoy en día, la transferencia de dinero de unas personas a otras se ha vuelto en la actualidad en una tarea más que habitual.

Hace ya algunas décadas, desde que la banca se mecanizó y pudo estar interconectada de alguna forma entre sí, que dichas transacciones no necesitan de la presencia física de las partes interesadas.

Esto ha traído consigue, que enviar dinero se haya vuelto en una tarea corriente en la que la transferencia de patrimonios se hace de manera prácticamente automática.

Sin embargo, hoy en día coexisten bastantes procedimientos para conseguirlo. Vamos a comentar en este artículo acerca de algunas de estas posibilidades y las excelencias y inconvenientes de cada una de ellas.

Utilizando una tarjeta de crédito para enviar dinero: Es probablemente el modo con mayor auge, ya que el calificado “dinero plástico” brinda además otras posibilidades y alternativas a la de enviar dinero, sobre todosi se trata de una tarjeta prepagada.

Facilita por ejemplo efectuar compras por internet de manera segura o disponer de nuestro dinero en cualquier parte del mundo, siempre y cuando tengamos acceso a algún cajero automático. No debemos olvidar tampoco, que estar en posesión de este tipo de tarjetas, es símbolo de notoriedad en muchas culturas.

En realidad el envío de dinero no se hace a través de la tarjeta de crédito, la cual no tiene operatividad, por si misma, para brindar este servicio. Sin embargo, la mayoría de ellas están unidas a una cuenta online con la que si podremos realizar estas transferencias. Algunas empresas admiten disponer de más de una tarjeta de crédito asociada a dicha cuenta, por lo que los dueños pueden hacer uso de ellas en cualquier parte del mundo (por ejemplo, un padre en Valencia puede extraer dinero de un cajero al mismo tiempo que lo hace su hijo que se encuentra de vacaciones en Cancún)

Ventajas: Inmediatez de la transacción, usos alternativos al de enviar dinero, no es indispensable una cuenta bancaria.

Desventajas: Las comisiones pueden ser altas y habría que solicitar información a nuestro proveedor, es necesario disponer de un cajero automático cerca.

Enviar dinero de forma informal: Casi todos hemos oído hablar de el caso de alguien que ha viajado desde Latinoamérica a Europa con 15.000 € en el bolsillo. Este dinero en muchos de los casos no pertenece en su totalidad a esa persona, sino que ya en España debe ser distribuido entre los legítimos propietarios (muchas personas utilizan este modo de enviar dinero cuando tienen familiares que estudian en Europa, por ejemplo). Es obvio, sin embargo, que este método es cuando menos peligroso y, en la mayoría de las ocasiones, roza la ilegalidad puesto que estas operaciones tienen que ser declaradas en Aduanas, cosa que casi nunca se lleva a cabo.

Ventajas: No es necesario abonar comisiones (cuando quien realiza la transferencia es un colega o pariente).

Desventajas: Inseguridad de la operación, altos costes en Aduanas.

Enviar dinero a través de compañías de servicios financieros: Actúan desde hace varias décadas y se caracterizan por brindar un servicio bastante confiable y eficaz. El problema es que requieren del desplazamiento físico hasta una de las oficinas de cada firma de el individuo que quiere llevar a cabo el envío de dinero y, en muchos casos, de el interesado que lo debe recibir en destino. Igualmente, en la mayoría de los casos esta operación no se efectua de manera inmediata por lo que el dinero no está a disposición del receptor hasta pasado un considerable periodo de tiempo.

Ventajas: Suelen ser compañías formales y en las que se puede confíar.

Desventajas: Tiempo de recepción, engorroso ya que requieren de traslado físico a las sucursales de la compañía, en muchos casos altos costes.

Como hemos visto, existen modos que se acomodan a cada una de las necesidades de quien desea enviar dinero a sus familiares, colegas o personas queridas. Decidirse por uno de ellos dependerá de las ventajas que nos brinda un método u otro teniendo en cuenta nuestras necesidades individuales. Pero la mayor recomendación es valorar, con anterioridad de enviar el dinero, aquella que signifique menos esfuerzos y a la larga sea la más económica.


Si quiere obtener más información sobre como puede enviar dinero a sus familiares, amigos o compañeros de trabajo no dude en visitar: información de cómo enviar dinero