Cuando tenemos un problema con un familiar, es fundamental reconocer el momento preciso para solicitar tratamiento................................................................................................................................

Por: Cristian Abeldia

Cuándo buscar ayuda psicologica

Cuando tenemos un problema con un familiar, es fundamental reconocer el momento preciso para solicitar tratamiento.

Como familiares, cónyuges o amigas somos los primeros en sospechar que un ser querido tiene sentimientos o comportamientos raros para su forma normal de ser.

Cuándo buscar ayuda psicologica

Cuando tenemos un problema con un familiar, es fundamental reconocer el momento preciso para solicitar tratamiento.

Como familiares, cónyuges o amigas somos los primeros en sospechar que un ser querido tiene sentimientos o comportamientos raros para su forma normal de ser.

Entre otros, se pueden incluir los problemas en las relaciones con los amigos, con miembros de la familia, en el trabajo, en la escuela, con el sueño, con la alimentación, de abuso de drogas, la expresión de emociones, el desarrollo, lidiar con cuestiones cotidianas, prestar atención y receptividad.

"Durante las últimas semanas, Zelman mi esposo se comportaba extraño.

Por ejemplo no atendía a las visitas que llegaban a la casa, siempre estaba retraído y una vez lo vi llorando en el Baño.

Cuando iba yo a saber que necesitaba ayuda psicologica!!!"

Linda, esposa

La ayuda psicologica también reconoce que cada uno de nostros, de acuerdo a su edad, sexo, educacion, presenta síntomas y comportamientos diferentes.

Antes de dar la senal de alarma y recurrir a la ayuda psicologica, debemos estar familiarizados con los comportamientos de mala adaptación de los niños, adolescentes y adultos.

Los que convivimos con ellos, debemos ser los primeros en saber qué es "normal" en una persona y que no lo es.

Los familiares que sospechan la existencia de problemas en una o más de estas áreas deben buscar tratamiento lo antes posible.

¿Cuáles son los síntomas de un posible problema en un niño para buscar ayuda psicologica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento y, o del desarrollo en un niño de corta edad que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente.

Los síntomas pueden incluir:

Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones. Aun cuando el niño se esfuerza
Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares.
Perturbación del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio).
Hiperactividad.
Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses).
Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses).
Negarse a asistir a clases de forma regular o frecuente.
Negarse a participar en actividades escolares, familiares, o ambas.
Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas.
Rabietas o demostraciones de enojo excesivas y habituales (sin explicación alguna).
Negarse que se necesite algun tipo de ayuda psicologica o riduculizarla. Como decir, "eso es para locos, yo no lo necesito".

Los síntomas de un problema emocional, del comportamiento y, o del desarrollo pueden parecerse a los de otras condiciones. Consulte siempre al médico del niño para el diagnóstico.

¿Cuáles son los síntomas de un problema potencial en un adolescente para recurrir a la ayuda psicologica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento y, o del desarrollo en un niño de más edad o un adolescente, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente.

Los síntomas pueden incluir:

Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones (a pesar de que el niño estudia y se esfuerza).
Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares.
Drogadicción (abuso de alcohol y drogas).
Perturbación del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio).
Depresión (estado de ánimo deprimido, actitud negativa, cambios de humor).
Cambios en el apetito (por ejemplo, negarse a comer, comer en exceso, rituales de alimentación, atracones compulsivos, purgaciones).
Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses).
Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses).
Ira continua o frecuente (durante períodos de más de seis meses).
No asistir a clases.
Negarse a participar en actividades escolares, familiares o deportivas.
Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas.
Hacerse daño a sí mismos.
Amenazarse a sí mismos o a los demás.
Pensamientos de muerte.
Pensamientos y comentarios suicidas.
Escaparse del hogar o amenazar con escaparse.
Comportamientos destructivos (por ejemplo, vandalismo, delitos criminales, etc.)
Reacciones sexuales explícitas, descaradas o que incomodan a los demas.
Mentiras, trampas, o ambas.
Muchos problemas físicos.

Los síntomas de un potencial problema emocional, del comportamiento y, o del desarrollo pueden parecerse a los de otras condiciones. Consulte siempre al médico del adolescente para el diagnóstico.

¿Cuáles son los síntomas de un problema potencial en un adulto que requiera ayuda psicologica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento y, o del desarrollo en un adulto, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

Reducción significativa del rendimiento laboral, muchas ausencias al trabajo y, o falta de productividad.
Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares.
Drogadicción (abuso de alcohol y drogas).
Perturbación del sueño (por ejemplo, pesadillas persistentes, insomnio e hipersomnio).
Depresión (estado de ánimo deprimido, actitud negativa, cambios de humor).
Cambios en el apetito (por ejemplo, aumento o pérdida significativa de peso).
Agresión continua o frecuente.
Ira continua o frecuente (durante períodos de más de seis meses).
Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas.
Amenazarse a sí mismos o a los demás.
Pensamientos de muerte.
Pensamientos y comentarios suicidas.
Comportamientos destructivos (por ejemplo, robos, delitos criminales, etc.).
Reacciones sexuales explícitas.
Mentiras, trampas, o ambas.
Muchos problemas físicos, incluyendo tensión continua y dolores frecuentes que no pueden asociarse con ninguna causa ni lesión física.
Sentimientos repentinos de pánico, mareos y fuertes palpitaciones.
Aumento de los sentimientos de culpabilidad, desamparo y, o desesperanza.
Disminución de la energía.

Los síntomas de un problema emocional, del comportamiento o del desarrollo pueden parecerse a los de otras condiciones.

Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Frases de motivacion