El funcionamiento de un motor de gasolina es un proceso muy complejo, ya que estamos hablando de una máquina termodinámica formada por un conjunto de piezas o mecanismos fijos y móviles.

Por: Diana Cadillo

La función principal es transformar la energía química que proporciona la combustión producida por una mezcla de aire y combustible en energía.

Es decir los motores de combustión interna son básicamente una máquina que mezcla oxígeno con combustible gasificado. Una vez mezclados íntimamente y confinados en un espacio denominado cámara de combustión, los gases son encendidos para quemarse (combustión).

Debido a su diseño, el motor, utiliza el calor generado por la combustión, como energía para producir el movimiento giratorio que conocemos.

Cuando ocurre esa transformación de energía química en mecánica se puede realizar un trabajo útil como, por ejemplo, mover un vehículo automotor como un coche o automóvil, o cualquier otro mecanismo, como pudiera ser un generador de corriente eléctrica.

Si en algún momento comparamos las partes o mecanismos fundamentales que conforman estructuralmente un motor de gasolina y un motor diesel, veremos que en muchos aspectos son similares, mientras que en otros difieren por completo, aunque en ambos casos su principio de funcionamiento es parecido. Motores