La mayoría de las veces solo tomamos en cuenta nuestros gastos fijos tales como colegiaturas, renta, servicios, etc. Y los consideramos  lo más importante... La mayoría de las veces solo tomamos en cuenta nuestros gastos fijos tales como colegiaturas, renta, servicios, etc. Y los consideramos lo más importante. Pero no contamos estos otros gastos que realizamos y que hacen que al revisar nuestro bolsillo, nos demos cuenta de que hemos gastado mucho y casi siempre, desconocemos la razón.

Los “gastos hormiga” son fugas de dinero de las que pocas personas se percatan, ya que casi siempre son gastos realizados con monedas de baja denominación que pasan desapercibidos. Algunas veces la suma de estos llega a ser una cantidad considerable que pudiera destinarse a cubrir cosas más importantes. Esto depende de cada quien, ¿sabes cuánto dinero se te va diariamente en pequeños gastos?

Por ejemplo, si compras de lunes a viernes un café de máquina que cuesta $12 pesos, a la semana gastas en promedio $60 pesos, al mes $240 pesos y al año $2,880 pesos. Si sumas el resto de tus pequeños gastos diarios, el monto ascendería considerablemente tal y como se muestra en el ejemplo.

Entonces… ¿Cuántos gastos como éstos efectúas tú a la semana?

Si en promedio gastamos $60 pesos diarios, ¿por qué no reducir a la mitad estos gastos y utilizar ese ahorro en el bienestar de tu familia y tu ahorro?

Una manera de darle un giro de 180 grados a los gastos hormiga es canalizar ese ahorro en una protección financiera ante riesgos que sabemos que existen pero que pocas veces los tenemos presentes. El riesgo de una incapacidad o un fallecimiento prematuro que deje a nuestra familia desprotegida puede ser fácilmente contrarrestado con un seguro de vida.

Ahora bien en lo que se refiera a Seguros de Vida México se caracteriza por tener una cultura en donde se cree que el seguro de vida requiere de una fuerte inversión y se considera un gasto innecesario, sin embargo en caso de algún imprevisto, es un gran respaldo financiero para ti y tu familia. Por ejemplo una persona de 30 años de edad, que aporta solo $40 pesos diarios durante 10 años tendría los siguientes beneficios:

1. Protección por fallecimiento de $600,000 que se entregaría a tu familia en caso de que llegarsa a faltar.
2. Un ahorro aproximado de $184,000 pesos para cumplir algún sueño, es decir 26% más de su aportación total.

¿No es mejor esta opción a cambio de tener un mayor control de tus gastos hormiga?

El costo de tu seguro de vida depende de tu edad y puedes contar con una gran cobertura por invalidez. Recuerda que siempre corremos el riesgo de que algo nos pase, por eso es mejor estar protegidos. Tu tranquilidad y la de tu familia son primero.

¿De qué forma podemos reducir nuestros gastos hormiga?

Existen varias recomendaciones de expertos financieros que nos ayudarán a reducir gastos innecesarios como: analizar los pequeños gastos que realizas cada día, evitar comprar por impulso, registrar cada compra o gasto en una libreta y destinar un monto específico por semana para los “pequeños” gastos.

No permitas más fugas de dinero y sácale provecho a tus gastos hormiga actuales protegiendo el bienestar de tu familia y ahorrando para cumplir tus metas.


Consultoria Patrimonial

Seguros de Vida Mexico - Consulte a un asesor Patrimonial sobre nuestros planes de seguros de vida en Mexico.