El Hatha Yoga no se refiere únicamente al trabajo físico y a la realización de posturas. Es más bien un método filosófico y una ciencia exacta que tiene una serie consecutiva de pasos para su desarrollo. Es necesario conocer estos pasos para poder realizar el Yoga (Unión) a través de Hatha.
PRINCIPALES ELEMENTOS DEL HATHA YOGA.

Podemos destacar dentro de la forma práctica del Yoga diferentes tendencias científico filosóficas que poseen grandes riquezas tanto para el plano espiritual como para el físico-mental.

Estas tendencias plantean de una manera científica el crecimiento del practicante desde el plano más burdo hasta la fusión final. Recordamos que el significado de la palabra Yoga en sánscrito es Fusión.

Comenzando con Ashtanga Yoga, tendencia nacida en la escuela Patanjali, filósofo hindú del siglo II que fundó la escuela cuyo nombre era Seshwara Sankhya se admitía de un lado un proceso de evolución detallado por los Sankhyas y por otro un Dios que lo regulaba todo.

Este proceso aunque trata de elevar al hombre a los planos más sutiles, trabaja en sus primeros pasos de una manera formal que involucra al practicante los aspectos psicológicos de causa y efecto, tomando en cuenta la forma de su proceder y dando también pautas de crecimiento bajo normativas de acciones concretas y tendencias mentales que produzcan un efecto de entendimiento profundo para el desarrollo del plano sutil.

En los primeros pasos de la práctica de esta filosofía del Yoga, la mente se ve abarrotada de conflictos psicológicos por los cuales muchos de los practicantes se dan por vencidos. Esto por lo general no se da por falta de fuerza de voluntad, sino porque el practicante no ha podido desarrollar la aceptación de su propia miseria, no obteniendo así la comprensión de sus acciones o pensamientos.

Debe de entenderse en los primeros pasos que los preceptos prácticos del Ashtanga Yoga no son mandamientos, sino observancias y abstinencias que propician al alumno a entenderse a sí mismo siempre con una mirada misericordiosa hacía él (ella) mismo(a).

Para el yoghi no existe un Dios como juez, por lo tanto, uno no debería juzgarse. Para lograr entendimiento profundo uno debe mirarse con desapego, sin temor de lo que se puede ver. Estas observaciones y abstinencias logran con el tiempo el autoconocimiento necesario y la misericordia justa para poder avanzar en los pasos posteriores del crecimiento sutil.

La escuela de Patanjali se refiere a los Yamas como Observaciones a seguir y a los Niyamas como Abstinencias a practicar. Las observaciones y abstinencias son las siguientes:


YAMAS (Observaciones)

AHIMSA. – No Violencia.

Corresponde a la actitud que carece de violencia ante las circunstancias externas e internas que se manifiestan a través de aspectos psicológicos acompañados de acciones físicas.

El detonante de la violencia no es otra circunstancia que en lo que el Yoga se llama Samskara o Impresión Mental Recurrente. La forma propicia de evitar este tipo de manifestación es la observación constante de estas actividades mentales recurrentes que se detonan a través de actos externos y bajo la mirada certera del observador se aplica el discernimiento (Acción Pura).
Esta observación establece una pauta reflexiva y de auto conocimiento en donde el practicante obtiene el conocimiento de sí mismo.


SATYA - Veracidad

Corresponde a la elocuencia que existe en la palabra, pensamiento y acción logrando así la veracidad dentro del camino a recorrer, dejando de lado el autoengaño que trae consigo el deseo, la pasionalidad, el placer, la avaricia o deseo de poder acompañados todos estos por el estigma del sufrimiento.
Satya mayormente lleva al practicante a la veracidad en todo tipo de campo logrando tranquilidad y equilibrio.


ASTEYA - No Manipulación, No Codicia

Corresponde al deseo banal que está involucrado a la posesividad, al sentimiento egoísta de poseer cualquier objeto o persona donde la forma produzca en el individuo placer.

Este autoengaño está involucrado con el arte de la manipulación y de llevar constantemente a los demás la cárcel en la cual vivimos. Trabajar Asteya significa abstenerse de la manipulación en todo orden de la proyección que se genera de la envidia y se trata mayormente de enfocarse en la propia naturaleza.

BRAMACHARYA – No Sensualidad

Corresponde a la abstención del deseo sensual o lujuria (cuando se habla de abstención de estas proyecciones, no está refiriéndose a la sexualidad).

Brahmacharya es el salto hacia el Amor Puro el cual todo lo contiene, permitiendo la purificación de los deseos más básicos del ser humano. Cualquier persona aunque esté casada o conviva con una pareja puede practicar Brahmacharya ya que ella no habla de la abstención sexual sino de la abstención a la lujuria y es lo que la hace tan difícil.

APARIGRAHA – Desapego Material

Corresponde en el orden mental al conocimiento que no le da valor sino uso apropiado a las cosas materiales y digo en el orden mental porque no se trata de no tener bienes materiales sino del desapego de los mismos.

Aparigraha también corresponde al desapego al cuerpo, a las personas como meta importante para la convivencia natural. Reflexionar profundamente en el desapego traerá consigo libertad.

NIYAMAS - Abstinencias

SHAUCA – Pureza Física y Mental

Corresponde a la actitud mental que mantiene la mente libre de pensamientos que la manchen y lleven al cuerpo a hacer actos que no son propicios para el crecimiento interior.
Shauca es la observación constante de nuestros pensamientos íntimos para lograr conocimiento de las proyecciones del yo inferior sin involucrarse, manteniendo una relación desapegada entre el observador (Mente Introspectiva) y lo observado (Yo Relativo).


SHANTOSHA - Contentamiento

Corresponde a la actitud mental que acepta todo con contento, está relacionada intrínsecamente con la percepción del Ser en el corazón y es desde ahí donde aparece el contento.

Shantosha es la observación y la percepción de lo que hay en el corazón desde el conocimiento profundo de la verdad que habita en uno obteniendo así el conocimiento de los polos opuestos, aversión y atracción.

TAPAS - Austeridad

Corresponde a la actitud mental que pertenece a la abstinencia en todo orden y sentido.
Tapas rige la psiquis a través de la abstinencia constante de todo deseo y tendencia del yo, gran fuerza de voluntad se necesita para lograr esta observancia constante. Sin embargo, a través de los primeros pasos y de los primeros logros la fuerza de voluntad se convierte poco a poco en una fe inquebrantable dirigida hacia el propósito noble visualizado por la introspección. Aunque Tapas es plenamente mental el impacto en el aspecto físico es titánico.

SVADHYAYA – Autoestudio, Autoconocimiento

Corresponde a la actitud de investigación y análisis constante para lograr autoconocimiento.
Svâdhyâya propone la auto investigación acompañada de la meditación, el autoestudio y la reflexión. Está involucrado directamente con el conocimiento que esta contenido dentro del ideal elegido, el practicante debe de enfocarse constantemente en la naturaleza del ser para llevar el conocimiento proveniente de lo insustancial a la sustancia o Chitta (conocimiento formal).

ISHWARAPRANIDHANA – Aceptación de la Instrucción.

Corresponde a la actitud mental de entrega hacia Dios.
Îshwarapranidhâna lleva a la devoción a cualquier practicante de cualquier Yoga porque corresponde a la naturaleza noble de la mente y es por ello que se habla de sumisión que conlleva a la humildad. Esta es una de las observancias más importantes ya que pone a Ishwara en el primer plano de la vida del yoghi cumpliendo así con el requisito más grande que corresponde al amor a Dios.

Antes de llegar a la práctica verdadera y profunda del Hatha Yoga, es necesario haber realizado cada una de estas observaciones y abstinencias para después comenzar a trabajar en el tercer paso que es la Asana o postura cómoda. Es imposible desde el punto de vista del Yoga lograr una postura cómoda si antes no se ha trabajado con la violencia que tenemos hacia nosotros mismos.

www.atmadev.com.mx
Babacharan Yoghi