La incubadora de empresas es en definitiva una plataforma de financiación para aquellos emprendedores que comienzan su andadura.

Por: Bryoni Martin

El emprendimiento se consolida más que como una forma de “ganarse la vida”, como una forma de vida en sí mismo. Existen ideas que podrían generar negocios y empleos, pero necesitan financiación. Esta es la situación de casi todos los emprendedores y también, claro, de las emprendedoras. Normalmente la inversión es lo que convierte un proyecto en un negocio rentable. Por eso, el modelo de negocio proveniente de Estados Unidos se ha puesto de moda: las incubadoras de negocios por internet.

La incubadora de empresas es una asociación que tiene por objetivo identificar nuevas ideas y nuevos emprendimientos que pudieran resultar viables y exitosos. Para materializarlos, estas asociaciones ofrecen asesoría integrada y global donde aspectos relacionados con la formación, los contactos, la financiación y facturación, son los pilares que sustentan el diagnóstico y puesta en marcha de un futuro negocio.

La incubadora de empresas es en definitiva una plataforma de financiación para aquellos emprendedores que comienzan su andadura. De esta forma, obtienen el dinero que necesitan para iniciar su negocio, mientras que las incubadoras adquieren participaciones que les reportarán con el tiempo, a medio o largo plazo, beneficios.
Todos ganarán solo si la idea funciona y genera ingresos. Por eso estas plataformas o incubadoras son expertas en analizar los proyectos que se le presentan (cientos cada año) y solo impulsar aquellos que consideran con más posibilidades de seguir adelante.

Así que si tienes una idea para un negocio por internet, pero te falta apoyo financiero, es una magnífica idea acudir a una de esas incubadoras a solicitar financiación. Tendrás, por supuesto, que preparar un magnífico proyecto puesto que la competencia es muy grande. De las cientos de propuestas que recibe anualmente cada plataforma, tan solo se aceptarán un puñado de ellas (cuatro o cinco).

Pero las que sean aceptadas, obtendrán tanto financiación como asesoramiento y todo lo que necesiten para conseguir que su idea sea todo un éxito. Al fin y al cabo tanto a las incubadoras como a las empresas financiadas les interesa que su negocio en internet vaya lo mejor posible, pues ambas van cogiditas de la mano. Contar con el apoyo de estas asesorías de las incubadoras de negocios ayuda a la consolidación de la marca y le otorga notoriedad de forma complementaria a las nuevas empresas.

Un consejo para finalizar. Estas plataformas incubadoras se especializan en empresas cuyo modelo de negocio no tiene mucha competencia. Así que buscar un nicho por explotar, con una idea potente y seguro que lograréis el dinero que necesitáis para llevarla a cabo.

El acceso a profesionales de mayor cualificación y experiencia, unido a inversiones reducidas y con eficiente ROI, son beneficios adicionales que debe tener en cuenta a la hora de evaluar la posibilidad de contar con los servicios profesionales de una incubadora de negocios en la puesta en marcha de una nueva empresa.


incubadora empresas