Invertir en Diamantes. ¿Mito o Realidad?

LA INVERSION EN DIAMANTE. VERDADES Y MENTIRAS
 


Muchos chorros de tinta corren en estos años de crisis sobre dónde y como invertir para "salvar" nuestro dinero. Ante la confusión existente sobre el mito de INVERTIR EN DIAMANTES no está de más  intentar explicar la realidad de este mercado tan tremendamente profesionalizado. Como profesional del sector, y aunque parezca que me tiro piedras a mí misma, intentaré ser lo más objetiva posible y saber que estamos comprando a la hora de adquirir un diamante.

En el sector de la joyería, bien sea esta en TIENDAS DE JOYERIA ONLINE, bien en tiendas tradicionales, existe la necesidad de vender nuestros productos. Hasta aquí todo correcto, una joyería se monta por dos motivos, uno porque a muchos nos encanta este tipo de negocio y porque en muchas ocasiones somos la continuidad de un negocio familiar. Ambas cosas unidas nos dan como resultado la satisfacción de dedicar nuestro tiempo a una pasión. Pero ello mismo ocurre en prácticamente todos los negocios existentes. Lo único que diferencia a los diferentes negocios del mis gremio es su honradez, en ella está la credibilidad y por tanto la subsistencia del negocio en el medio/largo plazo. Lo fundamental es NO ENGAÑAR A NINGUN CLIENTE. Si uno tiene una zapatería y le decimos a nuestro cliente que el zapato que nos compra le queda perfecto y somos conscientes de todo lo contrario estamos ENGAÑANDO AL CLIENTE. Si vendemos un diamante indicando que a parte de ser un muy buen brillante la inversión está realizada desde el mismo instante de la compra con beneficios inmediatos, ESTAMOS ENGAÑANDO AL CLIENTE.

Hablar de INVERTIR EN DIAMANTES es hablar de un negocio que en la mayoría de los casos nada tiene que ver con una joyería, bien sea esta tradicional, bien sea esta una JOYERIA ONLINE . Para plantearnos una inversión de este tipo debemos acercarnos a mundos totalmente desconocidos para el común de los mortales, un mundo realmente cerrado y complicado. Si bien es cierto que existe algún fondo en Inglaterra sobre los diamantes (diamantes en bruto), no podemos olvidar que este es un mercado dominado por dos o tres grandes multinacionales del diamante: DE BEERS, ALROSE y RIOTINTO. Estas empresas tienen el monopolio tanto en la extracción como en la comercialización. En el caso de una baja demanda de diamante cierran parte de la producción para ajustar ésta a la demanda, de esa forma los precios en origen no caen. Frente a una gran demanda flexibilizan la producción sin llegar a justarla a la demanda y de esa forma consiguen precios más altos. ¿Pero esto afecta realmente a los precios de aquellos diamantes que se adquieren en las joyerías y que en algunos casos se publicitan como INVERSION y que se "garantizan" rentabilidades inmediatas?. La respuesta es NO.

Compremos una joya o un diamante suelto, la pretensión del cliente debe ser lucir esa joya, que le guste y que sea capaz de disfrutarla. Esa es la intención última que debemos de buscar al adquirir nuestros diamantes. Es muy posible que con el paso de los años nuestros hijos o nietos disfruten de una pieza que tenga un precio más alto al que lo adquirieron nuestros padres, pero eso ocurrirá, insisto en ello, con el paso de muchos años. De tal forma que nadie, absolutamente nadie, nos puede mínimamente garantizar que nuestros diamantes se rentabilicen en el corto plazo. De ser así...., todos millonarios.

Cuando Vd. vea un anuncio de este tipo puede hacer una cosa muy sencilla para verificar todo lo dicho en este artículo. Compre el diamante o las joyas con diamantes bajo contrato en el que el vendedor garantice lo que dice en su publicidad. Cuando pase un año intente venderle al mismo vendedor el diamante que Vd. adquirió. Cuando le diga que no lo hará con alguna excusa. Pues si Vd. a firmado ese contrato sin salvedades ni letra pequeña vaya con él a un juzgado y ponga la denuncia pertinente.

Los diamantes tienen cualidades que no tienen otros productos de consumo. Si Vd. compra un bolso de marca, un abrigo de piel, un coche ...etc.etc., cada día se depreciará más y más hasta llegar a cero. Al diamante le ocurrirá todo lo contrario. Una vez que lo ha comprado el valor baja pues existen gastos y beneficios por parte de la joyería, pero evidentemente siempre tendrá un valor real que con el paso del tiempo se irá incrementado poco a poco.

Si realmente, y después de todo lo dicho, tiene Vd. la intención real de comprar diamante para invertir, vaya Vd. a Amberes, a Tel aviv ...., allí contrate un BROKER. Vea a 3, 5, 10 vendedores, analice los precios y vea si le interesa. Compre diamantes de un kte o más y que estén certificados por la GIA. Le aseguro que cada vendedor (MAYORISTA) le dará un precio diferente, por eso insisto en que Vd. debe preguntar, preguntar y preguntar. Tenga claro que un diamante tiene cuatro características fundamentales que deberá tener en cuenta a la hora de comprarlo. Estudie todo lo que pueda antes de comprar esa "supuesta inversión" y luego de manera libre y sin publicidades que llaman la atención fundamentalmente en JOYERIAS ONLINE ( tiendas dejoyería virtuales) considere si esa es la inversión que Vd. desea realizar.


Ana Karina Kawai
J.K. Diamonds Suppliers (mayoristas en diamantes y piedras preciosas)
Jorge Juan Joyeros
Fernando el Santo 24, 28010 Madrid
917022151
http://www.diamantesdecompromiso.com