Cuando empiezas un negocio de marketing multinivel, puedes tener el mejor producto, estar asociado a la mejor empresa, incluso tener el mejor patrocinador y los mejores apoyos, que te hayan transmitido los mejores técnicas, pero si no captas la filosofía del negocio no lograrás tener éxito.

Por: Frank Cotton

 Cuando empiezas un negocio de marketing multinivel, puedes tener el mejor producto, estar asociado a la mejor empresa, incluso tener el mejor patrocinador y los mejores apoyos, que te hayan transmitido los mejores técnicas, pero si no captas la filosofía del negocio no lograrás tener éxito.
Los principios básicos de este negocio son una serie de puntos aplicables a cualquier faceta de la vida. Es toda una filosofía de negocio pero también de vida.
El primero punto es tener claro que es mejor tener beneficios de tu negocio que tener un salario, porque un salario hace de ti un esclavo que tiene que poner al servicio de otros su tiempo, su conocimiento y a veces incluso su fuerza física a cambio del dinero necesario para poder vivir, mientras que un negocio con beneficios te permite adquirir activos que van a trabajar para ti liberando parte del tiempo para que puedas realizar otras actividades, pasar más tiempo con sus hijos, viajar por el mundo, etc.
Años de educación socialista han hecho que sea normal entre nosotros pensar que un empresario sólo puede tener beneficios a base de explotar a sus empleados. Sin embargo eso es absolutamente falso, el capitalismo no es un juego de suma cero en donde para que uno gane uno alguien tiene que perder uno, sino que es perfectamente posible que donde hay un empresario ganando tres sus empleados ganen uno y por lo tanto el beneficio total sea cuatro. Me dirás que es injusto que el empresario gane tres y el empleado gane uno, pero es el empresario el que ha arriesgado para crear el negocio y el que en caso de pérdidas debe asumirlas, mientras que el empleado sabe que mientras conserve su empleo tendrá su salario, grande o pequeño, seguro. Y además nada impide en una sociedad capitalista que el empleado que lo desee se convierta en empresario.
Otro punto importante a tener en cuenta es que un negocio no te va a dar beneficios desde el primer día, por lo tanto no es una mala idea empezar tu negocio con una dedicación parcial mientras conservas tu empleo actual para mantener los ingresos en el día a día. Estarás trabajando a jornada completa en tu empleo y a tiempo parcial en tu futura fortuna. Llegará un momento en el que estés ganando tanto dinero con tu salario a jornada completa como el que se produzca tu negocio a tiempo parcial. Y un tiempo después estarás ganando el doble con tu negocio a tiempo parcial de lo que ganas en tu empleo a tiempo completo. Y llegará el momento en el que decida renunciar a su empleo a tiempo completo pero no por eso tengas que dedicar más horas a tu negocio, que simplemente con la dedicación parcial que le venías prestando seguirá creciendo de forma más que satisfactoria.
Un negocio que crece satisfactoriamente con una dedicación part time, no sólo es una gran opción por el dinero que te ofrece, sino sobre todo porque te permite cambiar su estilo de vida, y además, en el marketing multinivel, ese cambio de estilo de vida, esa posibilidad de generar beneficios con una dedicación part time, es un gran incentivo a la hora de reclutar asociados.
El tercer punto importante es tener claro que tu vida no va a cambiar por aquellos sucesos que vayan ocurriendo a tu paso sino que va a cambiar por como reacciones tú ante esos sucesos, por lo tanto, es tu preparación emocional lo que va a hacer que puedas cambiar tu vida.
El cuarto punto importante es que en este negocio hay que tener una mentalidad de agricultor: hay que sembrar para luego recoger. Y cuando siembras, saber, como se contaba en la Biblia, que parte de la semilla se la comerán los pájaros, otra parte caerá en terreno baldío y sólo una pequeña parte caerá en terreno fértil, pero incluso de esta parte de la semilla, cuando empiece a crecer vendrá una tormenta y arrasará parte del fruto que estaba naciendo e incluso con el fruto ya nacido y a punto de ser cosechado puede llegar un fuego y arrasará la cosecha, y al final sólo una pequeña parte de la semilla sembrada produce fruto.
En este negocio iremos sembrando nuestra semilla en los sucesivos candidatos con los que nos entrevistemos, pero sólo una pequeña parte de ellos serán un terreno fértil donde nuestro mensaje pueda producir su fruto. No debemos desesperarnos por la sensación de que seis o siete de cada 10 personas con las que hablamos no sean receptivas a nuestro mensaje o que incluso siéndolo, empiecen a trabajar pero abandonen enseguida.
No es un tema personal, no te están rechazando a ti. Para algunas de esas personas, simplemente el momento no es adecuado y quizás en otro momento puedan volver a interesarse por tu negocio. Para otras probablemente sea visceralmente imposible plantearse en serio la posibilidad de montar un negocio. No está en sus genes.
Tu tarea es seguir sembrando una y otra vez y cosechando aquél fruto que nazca.
Y una vez que el fruto ha nacido, tu tarea como mentor es conducir a esta persona en su camino al éxito en este negocio. Servirle de puente entre la ignorancia y el conocimiento, entre la oscuridad y la luz. Ayudarle no sólo a desarrollar con éxito su negocio, sino también a desarrollar toda una filosofía de vida, la que le permite huir de la esclavitud que supone el trabajar por un sueldo para buscar la libertad personal que otorga el beneficio del negocio.
Y eso nos lleva al último punto de debes entender. El éxito en este negocio sólo viene por esa ayuda que vas a dar a los demás. En el momento en que tú ayudas a otros a ganar dinero, tú ganas dinero. En el momento que tú ayudas a otros a mejorar su vida, tú mejoras tu vida. En el momento que tú ayudas a otros a tener éxito, tú tienes éxito.
Y lo maravilloso es influyendo directamente en un puñado de personas, puedes influir indirectamente en la vida de cientos, de miles de personas. Y evidentemente cuantas más personas reciban tus influencias, tengan éxito en sus negocios, ganen dinero, más éxito tendrás tú en el tuyo, y más dinero ganarás.
Si quieres conocer otros escritos míos visita mi sitio en www.energiaytelefono.com.es


 Frank Cotton

Después de muchos años como ejecutivo en el sector de la franquicia, ahora tengo un negocio de marketing multinivel.

Web:www.energiaytelefono.com.es
Mail:frankcotton@energiaytelefono.com.es