No toda basura (ya sea en cantidad u origen) es del mismo tipo. Por esta razón, existen actualmente diferentes formas de almacenar desechos para su posterior eliminación definitiva.

Por: Grupo Sns

Por ejemplo, en el hogar predominan los basureros pequeños y medianos, que suelen acumular indiscriminadamente basura orgánica como inorgánica, reciclable o con diferentes tipos de degradación.

En la oficina, en tanto, los basureros son pequeños bins que almacenan papel en su mayor parte, para luego eliminarse cada jornada o cada par de días.

En las empresas e industria, en tanto, es común encontrar basureros muy grandes (comúnmente denominados contenedores), y pueden ser recipientes de almacenaje de desechos industriales, biológicos o químicos, por lo que son objetos más voluminosos, gruesos y resistentes para poder, justamente, contener elementos tóxicos de forma óptima y segura.

Es interesante destacar también la última tendencia de los basureros clasificados según su color. Así, se diferencian de la sgte. forma:


Contenedor azul: Envases de cartón y papel. Compactar las cajas para que ocupen menos espacio.

Contenedor verde claro: Envases de vidrio.

Contenedor Amarillo: Destinado para envases ligeros, envases de plástico, bandejas de plástico y aluminio, envases de metal, latas y bricks. No depositar ropa, papel, cartón, ni vidrio. Tampoco envases con restos de sustancias contaminantes como pinturas, combustible, disolventes.

Contenedor verde oscuro o café: Restos orgánicos (no son reciclables).

 Visite:

Ejercicios