Este los negocios, cuando recién empiezas, es necesario disponer de una importante cantidad de dinero en efectivo para asegurar el normal funcionamiento de la empresa. En ello radica lo fundamental de tener liquidez. Concepto
La liquidez personifica la capacidad de convertir tus activos (bienes permanentes y necesarios para la marcha de tu empresa) en dinero en efectivo, de forma rápida y sin ocasionar ninguna pérdida en tu patrimonio. Cuanto más fácil es convertir un activo en dinero, se dice que es más líquido.

Un ejemplo de activo líquido es cuando se tiene una cuenta en el banco y la persona titular de la empresa puede ir a un cajero y retirar su plata rápidamente cuando la necesite. El caso de uno no tan líquido, sería cuando decides poner a la venta alguna cosa de tu propiedad para obtener dinero, ya que esta venta tomará algún tiempo en concretarse.

Es improbable pensar que puedes manejar tu negocio sin liquidez. Es como tener un avión de último modelo, con los motores más potentes y los mejores estándares en autonomía y seguridad, pero que no tiene gasolina. Así, la liquidez es el combustible que necesita todo negocio para operar. Sin ella, es imposible lograr que tu negocio se mantenga y crezca progresivamente.


Ideas:

1. Mientras sea más fácil convertir los activos de la empresa en dinero contante y sonante, gozarás de mayor capacidad de pago para hacer frente a tus deudas, compromisos o cualquier eventualidad, como robos e imprevistos.
2. Hay diversas maneras para lograr liquidez. Entre ellas se destacan el factoring o Venta de facturas y la venta de inventarios, es decir, de la mercadería que se encuentra en el almacén.
3. Es importante organizar de manera adecuada las cuentas por cobrar, inventarios y cuentas por pagar para poder facilitar la liquidez en el momento en que se necesite.
4. Prioriza siempre tener dinero a la mano, aunque ello afecte un poco tu rentabilidad. Si estas en Bogotá o Cali y tienes facturas que puedes negociar, obtienes muy buenas alternativas en Factoring Colombia. Recuerda que en la empresa no puedes dejar de pagar servicios ni al personal, ni tampoco dejar de arreglar una máquina malograda o atender un imprevisto rápidamente, y eso lo haces con liquidez.