Es muy importante seguir una dieta sana y equilibrada, sobre todo en los niños. Uno se los problemas más comunes en la actualidad es la obesidad infantil, y eso es debido a una mala educación en su forma de comer.

Por: Carlos Tello

 Una gran proporción de enfermedades, e incluso muertes, que pueden prevenirse en la actualidad, están relacionadas con nuestro comportamiento alimentario.
Para estar más sanos, por dentro y por fuera, es necesario cuidarse, estamos hartos de oír ésta frase y apenas prestamos atención a ella, pero es bien cierto lo que dice, debemos cuidar nuestra alimentación, seguir una dieta sana y equilibrada, hidratarnos regularmente, evitar las grasas, los productos con exceso de químicos y hacer deporte diariamente.
Desde luego, hay un total consenso en la comunidad científica sobre el hecho de que la elección más importante que la gente puede hacer para influir a medio y a largo plazo en su salud (aparte de dejar de fumar, aumentar la actividad física y evitar los accidentes de tráfico) es la modificación de la dieta.
Una de las grandes preocupaciones en la actualidad es la alta tasa de obesidad infantil que hay en los países desarrollados. Gran culpa la tiene el gran sedentarismo al que se acostumbra a los niños desde pequeños, debido al auge de las nuevas tecnologías.
Debemos inculcar a los niños, desde pequeños a seguir buenos hábitos alimenticios, la importancia de consumir alimentos saludables, productos ecológicos y la propia importancia que va a tener la alimentación en su salud futura, la necesidad de practicar ejercicio, salir a correr a la calle y jugar con otros niños en lugar de quedarse en casa frente a la TV… será algo que tarde o temprano nos agradecerán.
Está más que demostrado que los excesos se pagan, y en la alimentación no es diferente, de hecho, ésta va a influir tanto en nuestra salud presente como en la futura, por norma general las personas que cuidan su alimentación siguiendo una dieta sana viven más y lo que es más importante, en mejores condiciones.
Todos los años hacen el televisión algún reportaje de las personas más longevas del país o del planeta, la mayoría de ellos coinciden en que el secreto de su longevidad es seguir una dieta sana, con los alimentos de toda la vida y un poquito de ejercicio.
Los más longevos son los chinos, uno de sus secretos es no comer en exceso, su lema es: Come hasta que te sientas lleno un 70%, es decir, no debemos abusar y comer en exceso, de hecho cuando lo hacemos, es nuestro propio cuerpo el que activa sus alarmas, causándonos mal estar y pesadez.

 dieta sana