La Impotencia y el Sobrepeso

Uno de los problemas que más están afectando en este siglo XXI a los hombres es el de la impotencia o disfunción eréctil, lo que viene a ser la incapacidad del hombre para poder mantener relaciones sexuales. El caso es que muchas son las causas a las que se les ha atribuido está incapacidad: estréss, depresiones, causas fisiológicas… pero hoy queremos hablar de una que pasa muchas veces desapercibido pero que evidentemente también afecta y perjudica en nuestra capacidad: la obesidad.
Y es que un estudio publicado en la revista Journal of Sexual Medicine se encontró que con la pérdida de entre 5% y 10% de peso corporal en un periodo de dos meses mejoró la erección de hombres obesos con diabetes, según informó Health. El exceso de peso puede afectar la función sexual de muchas maneras, pues interfiere con la capacidad del cuerpo para enviar sangre al pene, y por lo tanto, puede causar que la producción de testosterona se desplome, de acuerdo con Health.com.
La erección es el resultado de la dilatación de los vasos sanguíneos que llegan hasta el pene lo que hace que estos al llenarse de sangre se dilaten y provoquen la erección. La obesidad daña el endotelio que es el interior de los vasos sanguíneos, lo que provoca que este no tenga la suficiente sangre para mantener una erección.
El estudio no ha de tenerse en suficiente consideración puesto que sólo se ha realizado en 31 hombres, pero el caso es que desde hace tiempo se ha considerado que la obesidad también puede dificultar la erección, por lo que no estaría de más seguir profundizando en esta causa.

http://dejar-de-fumar-hoy.com