La psicología del color Amarillo, fue estudiada por grandiosos maestros a lo largo de la historia, tales como Goethe y Eva Heller.

Por: Sandra Astorga

El color Amarillo fue creado por Aristóteles relacionándolo con la tierra, se asimila al reflejo de la propia piel del limón maduro, de la flor de diente de león o del oro. Proviene de un conjunto de coloraciones, que se asimilan al color real, amarillentas.


Significado del color amarillo en la psicología del color



La psicología del color Amarillo, es uno de los cuatro colores primarios, estando unido con el color verde, rojo y el azul, también es considerado como un color cálido, igual que el color rojo y el naranja y todas las coloraciones que pueden dar estos.


Teniendo un sistema de adición sustractiva de color primario, con el color cian y el magenta estos hace que sean un equipo, ayudándose a crear otros colores, siempre y cuando el negro este también y particularmente el blanco, para que logren un tono más claro o más obscuro.


Cuando se desee imprimir cualquier documento u libro, el sistema que se utiliza es el de cuatricromía, este maneja a los tres colores primarios sustractivos junto con el negro. En este sistema su utiliza el porcentaje, ya que con eso se va a formar el color que se desea. El color amarillo no puede faltar.


Tiene un papel importante en la naturaleza, con su coloración de advertencia, también conocida como aposemática, de los animales. Hay animales de diferentes especies que utilizan el color amarillo, casi siempre combinado con el color negro y otros colores contrastes, ya que con eso pueden advertir a las personas y sus depredadores de la toxina y el mal sabor.

El objetivo primordial de la psicología del color Amarillo, es por la determinación de las relaciones, las más claras posibles entre las manifestaciones y los acontecimientos psíquicos asociados a ellos. Comprende diferentes expresiones que hay en el ambiente, como en las señalizaciones de tránsito, político y en banderas nacionales.