A diferencia de las impresiones offset tradicionales, las impresiones digitales se producen rápidamente, corrientemente en el mismo día. Esto ya que no requieren de artes finales, separaciones de colores, negativos, ni planchas de papel o metal.

Por: Pepe G

 Las impresiones en base a la demanda han recibido poca atención en nuestros países. La definición generalmente aceptada de este concepto es imprimir únicamente lo que se necesita. Sus orígenes se remontan a la tecnología introducida a finas de 1990 por la Xerox llamada DocuTech.

Esta tecnología que combina las características de las copiadoras y de la prensa, para producir impresiones en las cantidades exactas requeridas, en calidad fotográfica, a cualquier tamaño y a todo color, abrió nuevas e insospechadas oportunidades en el mercado.

Ahora mismo, la impresión digital está revolucionando el arte de imprimir el cual no había variado desde 1796 cuando Luis Senefelder descubriera lo que él llamó impresión química. Desde 1804 se le ha conocido como impresión litográfica, en sus numerosas variantes que fueron de impresión directa plana a la máquina rotativa offset.

A diferencia de las impresiones offset tradicionales, las impresiones digitales se producen rápidamente, corrientemente en el mismo día. Esto ya que no requieren de artes finales, separaciones de colores, negativos, ni planchas de papel o metal. Estas impresiones digitales van directamente del archivo del ordenador que contiene el diseño final, a la impresora digital, evitando todos los pasos intermedios.

La principal ventaja y la revolución introducida por las impresiones digitales es que permite hacer solamente la cantidad de ejemplares que se requiere, a un costo razonable. "justo a tiempo" es su más puro sentido. En lugar de tener que obligadamente imprimir 5,000 ejemplares, es posible hacer cincuenta impresiones de un libro, panfleto, folleto, poster o cualquier material gráfico que el profesional o la empresa requiera.

Otra de las ventajas de las impresiones digitales es que el contenido del material puede estar al día, fresco y nunca pasará de moda. Esto se consigue haciendo tiradas cortas en forma periódica.
Las revisiones pueden hacerse en el último minuto, para asegurar que el contenido esté completamente actualizado cuando se entregue la nueva edición. El costo de las consecuentes impresiones, es nominativo dado que basta con modificar el archivo original que se encuentra en el ordenador.

 Impresion Digital lowcost