Las Costumbres Sexuales Más Insólitas de áfrica

 Quizá sea en el continente africano junto con el asiático donde podemos encontrar el mayor número de estas insólitas costumbres sexuales.

Si nos adentráramos en el África Occidental y haciendo frontera con Togo, llegamos a la República de Benín, allí es muy frecuente que una mujer pueda casarse con otra mujer previo pago de una dote. Esto la convierte en mujer y marido a la vez, por decirlos de alguna manera, ya que en un futuro desempeñará el papel de “padre” de los hijos que su mujer tenga con un amante “asignado”.

Por otra parte, y en cuanto a los hombres se refiere es muy común entre los pueblos africanos que los jóvenes tengan sus primeras relaciones sexuales con los más ancianos, practicándoles felaciones, ya que la creencia para estas sociedades es que el semen en una especie de “liquido vital”. Pero lo más llamativo es que los jóvenes excesivamente fuertes y vigorosos podían ser castigados al presuponer que habían ingerido grandes cantidades de semen fuera de estos rituales.

De la misma manera que en Madagascar entre los Sakalaves no está mal visto ser homosexual, lo que puede ocasionar burlas es ser estrictamente heterosexual.

Sin salirnos de las costumbres africanas, nos llama la atención como en Mozambique aún existe la practica de que la mujer pueda “prestar” al marido a otras mujeres que tengan problemas para fecundar; o por el contrario los hombres presten a las mujeres para poder concebir. Quizá sea por ello, por lo que otro pueblo africano, los Chewa, y con el fin de evitar esta practica, consideren que es necesaria la actividad sexual desde la misma infancia para así evitar problemas de fecundación.


Pero no todos los pueblos son tan “liberales”, así en el África Sudecuatorial con el fin evitar el adulterio los hombres Bantúes tienen por costumbre untar su pene con un veneno antes de hacer el amor con su esposa. Se cree que el veneno no afectaría a la esposa pero sí al posible amante.

Las iniciaciones al mundo del sexo son también muy variopintas. Para el pueblo Dschagas, que habita en el África más Oriental, es inconcebible que un joven no pueda tocar a una niña hasta que sea circuncindado en un rito de iniciación.

En el mismo rito el pueblo de los Ljo tiene por costumbre que los adolescentes deban de copular con una oveja siempre en presencia de los mayores.

En el Congo, los Azande creen que una niña será estéril si su madre no le escupe en la espalda el día se su boda.

Pero hasta para excitarse antes de tener relaciones hay ejemplos asombrosos; al pueblo de los Hotentotes les excita ver los genitales de ciertos animales más que los cuerpos de los hombres o mujeres.

Siempre se ha dicho que África es el Continente de los contrastes, algo que también vemos en sus costumbres sexuales.