Las impresoras se han convertido hoy por hoy en una necesidad para agilizarla impresión de textos, documentos o copias para cualquier propósito.

Por: Mar Rodriguez

Las impresoras se han convertido hoy por hoy en una necesidad para agilizarla impresión de textos, documentos o copias para cualquier propósito. Estas impresoras son alimentadas por los cartuchos de inyección de tinta, cuya característica principal es ser un elemento sustituible, es decir, puede reemplazar cuantas veces sea necesario. Los cartuchos en general, formas distintas y no todos son compatibles con todo tipo de impresoras. Cada impresora emplea una serie de cartuchos propios de su marca o con un mismo código de fabricación. Por tanto, los distribuidores de cartuchos de tinta ofrecen a los consumidores variedades de donde escoger, determinados por el precio, calidad o longevidad del producto.
Los cartuchos de tinta se distinguen por contener depósitos de tinta de uno o más colores y algunos tienen chips de protección o contactos electrónicos para permitir la comunicación con la impresora. Su función principal es proyectar la tinta sobre el papel durante el proceso de impresión comandado por una impresora. Los distribuidores de cartuchos de tinta comercializan diferentes modelos de cartuchos, especialmente con las mismas marcas de las impresoras, tales como Epson, Hewlett-Packard, Canon Inc., Lexmark, entre otros.
En un principio, los cartuchos solo podían encontrarse con tinta negra pero con los nuevos avances se pueden obtener tintas de casi todos los colores. En este sentido, una impresora de uso doméstico puede contener más de cinco cartuchos de tinta. Estas tintas de colores están basados en los colores primarios: amarillo, cyan y magenta.
Otra característica distintiva de los cartuchos frente a otros mecanismos de impresión es su reutilización. Existen varios métodos para volver a utilizar un cartucho, de esta manera no se generan más basuras y se economizan costos. En la actualidad, las empresas un organizaciones llevan a cabo el proceso de remanufactura de cada cartucho como medida ecológica.
Asimismo, se fabrican cartuchos compatibles o clónicos que son fabricados como nuevos pero no son originales o no pertenecen a una marca de impresoras. Los distribuidores de cartuchos de tinta encargan estos tipos de cartucho a los grandes fabricantes para venderlos a tiendas especializadas especialmente para hacerlos accesibles a todos.
Los proveedores de cartuchos de tinta deben probar la calidad de estos productos al imprimir, algunos ofrecen garantías en la compra mientras otros ofrecen un precio de venta al por mayor. De igual forma, los consumidores prefieren aquellos proveedores con mayor presencia en el mercado o aquellos con precios asequibles al público y de mejor reputación.



distribuidores de cartuchos de tinta
proveedores de cartuchos de tinta