El poder oxidante del ozono acaba con restos de detergentes, pesticidas, compuestos nitrogenados, metales disueltos, colores, sabores y olores desagradables, mohos, hongos y demás que nos podemos encontrar en las frutas, verduras, carnes y pescados

Por: Natalia Villa

 Es más fácil de lo que parece poder comerse una fruta madura, aromática, crujiente en nuestra boca y con una piel brillante, llena de vitaminas, sin restos pesticidas o microorganismos. Gracias a los ozonizadores de agua, esta increíble maravilla que nos regala la naturaleza está al alcance de nuestra mano.
Todos quisiéramos tener árboles frutales que nos dieran una fruta tan deliciosa como saludable. Pero esto es difícil, sobre todo en el mundo actual, donde los restos de pesticidas y la presencia de microorganismos nos obligan a ir con el máximo cuidado a la hora de limpiarlas.
Lamentablemente, no basta con lavarlas con agua del grifo ni tampoco con confiar en la industria alimentaria, pues si bien se respetan las exigentes medidas de higiene del sistema APPCC, de cumplimiento a nivel comunitario, su función no es la desinfección de frutas y verduras con la intención de dejarlas listas para comer.
Los productos químicos presentes en su piel y diversos agentes patógenos pueden acabar en nuestra boca desde el primer al último bocado si no extremamos las precauciones con estos alimentos que, para más riesgo, ingerimos crudos, sin pasar por el poder purificador del fuego.
¿Cómo lavar la fruta? Se impone, pues, el lavado de frutas con ozono. Este gas natural es la solución perfecta en estos casos. Los generadores de ozono, es decir, la desinfección del agua de lavado con ozono, son una solución accesible y eficaz, de uso sencillo, que eliminan los restos de pesticidas y demás agentes patógenos para prevenir futuras enfermedades.
El poder oxidante del ozono acaba con restos de detergentes, pesticidas, compuestos nitrogenados, metales disueltos, colores, sabores y olores desagradables, mohos, hongos y demás. Nos evita, así, el uso de desinfectantes químicos de frutas y verduras.
Además de disminuir de su superficie todo aquello perjudicial para nuestra salud, el lavado con ozono prolonga la vida de los alimentos, pues también evita que proliferen los microorganismos responsables de la putrefacción. Incluso puede acortar el tiempo de maduración de la fruta.
Existen distintos dispositivos diseñados de forma específica para el lavado alimentos en el hogar, con la ventaja de que se trata de ozonizadores de agua que también nos permiten disfrutar de otras ventajas del ozono en el agua, tanto en la limpieza del hogar como en el consumo humano.
Existe un dispositivo muy práctico y discreto, pensado para el uso concreto del agua ozonizada idóneo para mantener la higiene y seguridad alimentarias. Se trata de un mini generador de ozono que se adapta al grifo. Y, por supuesto, también es posible utilizar un tradicional ozonizador de aire y agua para disponer de agua ozonizada. De igual eficacia, ambas posibilidades son de fácil instalación, no requieren mantenimiento y su uso es sencillo.
En CosemarOzono, trabajamos para conseguir ambientes saludables, tratamientos de agua y productos de alimentación seguros. Estamos presentes en tu hogar, tu centro de trabajo, en los espacios públicos que frecuentas mediante nuestros Generadores de Ozono. Para ello contamos con un gran equipo humano y una amplia gama de ozonizadores, purificadores de aire y Ozono en tratamientos Industriales.
Ciencia del Ozono