Las operadoras de telefonía NO están obligadas a liberar el móvil una vez que ha concluido el periodo de permanencia. Lamentablemente esta no obligatoriedad, te obliga a seguir con la misma compañía si quieres seguir con el mismo smartphone, soportando sus “increíbles” tarifas si o si.

Por: Esperanza Muñoz

Hoy ha caído entre las páginas que he visitado en Internet la de la CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones), en el que he leído que las operadoras de telefonía NO están obligadas a liberar el móvil una vez que ha concluido el periodo de permanencia.

Lamentablemente esta no obligatoriedad, te obliga a seguir con la misma compañía si quieres seguir con el mismo smartphone, soportando sus “increíbles” tarifas si o si.
Además son muchas las opciones bloqueadas por las compañías de telefonía cuando te entregan un móvil, así como su funcionamiento forzado a sus servicios.

En la actualidad la mejor opción es acudir a centros especializados en liberación de móviles, o si eres un aventurero de la tecnología y te atreves, existen multitud de páginas que indican cómo hacerlo, eso sí, no sin exención de riesgos, por lo que recomendamos acudir a profesionales si en algo estimas tu smartphone.

Por último he podido leer hoy cómo una de las compañías más importantes de nuestro país estudia la posibilidad de “liberar” a sus clientes ya que fue ella quien introdujo en España hace muchos años el SIM-lock, un bloqueo automático en la tarjeta del móvil del cliente para que no pudiera irse a otra compañía de telefonía.

De momento y a día de hoy, dicha compañía no ha dicho que vaya a hacerlo, sólo lo está estudiando y en caso de que lo haga se entiende que el resto de compañías deberían de seguirle los pasos, todo sea por la liberalización de los clientes, ¿no os parece?

Eso sí, las empresas que tienen sus mayores ingresos por este servicio deberán ya de apostar por otro tipo de servicios antes de que la demanda.

Liberar moviles
Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones
FACUA -  Ha protegonizado muchas denuncias a compañías de telefonía por abusos en sus servicios.