La lipoescultura y liposucción son técnicas de cirugía estética corporal más usados de los últimos años para la reducción de la grasa concentrada y la celulitis. A continuación se explica en que consiste estos metodos, el procedimiento, y los beneficios de someterse a  estas cirugías.

Por: Magee Saylor

Para la liposucción se utilizan cánulas de aspiración especiales, de 2-3 mm de diámetro conectadas a un sistema de succión. Esto permite extraer la grasa de manera uniforme.


EI procedimiento se efectúa bajo una forma especial de anestesia local, llamada técnica tumescente. Para ello se aplica un volumen importante de anestésico y vasoconstrictor en toda el área a tratar. Con esto se obtiene un control de la sensibilidad y se elimina el riesgo de sangrado, de tal forma que al aspirar la grasa no hay pérdida sanguínea y por consiguiente no se requiere transfusión de líquidos.


Las cánulas son introducidas a través de pequeños perforaciones no mayores de 5 mm de ancho, ubicadas en sitios estratégicos que permiten una adecuada aspiración de la grasa en el área a tratar. AI mismo tiempo disminuyen la notoriedad de cicatrices que son de gran tamaño en otras formas de cirugía.


EI volumen de aspirado dependerá del espesor de la grasa ("llantita") existente, hecho que se valora previo a la cirugía de liposucción variando en promedio de 2 a 6 litros, y que es diferente para cada persona de acuerdo a su peso corporal.


Después de efectuada la cirugía de liposucción se coloca un vendaje al paciente que permanece durante 24 horas, posteriormente el vendaje es sustituido por una faja, misma que debe usarse constantemente por 1 semana y se recomienda mantener su uso por 3 semanas más.


Durante este tiempo la paciente observará paulatinamente la desaparición del edema [moretón] provocado por la anestesia, la fijación de su piel al plano muscular y la disminución de cualquier malestar que se haya presentado.


Los efectos estéticos de la cirugía de lipoescultura se observan más claramente entre la 6a y 8a semanas después de la lipoescultura.


A partir de la 2a semana de postoperatorio es recomendable que el paciente reinicie sus actividades físicas, así como algunos ejercicios para estimular la cicatrización y la elasticidad de la piel.


La liposucción puede disminuir los "gorditos" que no nos agradan, algunas zonas de "celulitis"; podemos obtener una figura mucho más esbelta y una reducción de hasta 2 tallas, pero no puede modificar alteraciones de la superficie cutánea, como son estrías y cicatrices.


En algunos casos, por razones naturales puede quedar una pequeña zona de asimetría, por lo que será necesario efectuar un retoque muy limitada a dicho sitio, a los 2-3 meses del procedimiento inicial.


Después de una liposucción es importante cuidar la dieta, ya que de no hacerlo, se puede volver a ganar peso principalmente en aquellos sitios donde no se ha tratado la grasa.


La liposucción es un procedimiento quirúrgico que nos permite extraer la grasa mediante un sistema de succión de aquellos depósitos resistentes a dieta y ejercicio.


Se pueden tratar numerosos depósitos de grasa antiestéticos, como el del abdomen ("pancita"), los costados ("llantitas"), espalda, zonas cercanas a las axilas, dorso, brazos, cara interna de muslos, área de la cadera ("chaparreras"), rodillas, cuello ("papada"), mamas (en el hombre), etc.


Es importante señalar que la liposucción se aplica para moldear la figura, NO ES UN MÉTODO PARA BAJAR DE PESO, los mejores resultados se obtienen cuando el paciente esta con moderado sobrepeso o cercano al peso ideal, cuando desea moldear zonas específicas o bien, mejorar en general su figura.


Este procedimiento ha recibido diversos nombres como liposucción, lipoescultura, lipoaspiración, extracción por vacío de grasa, lipectomía asistida por vacío, etc. En general son sinónimos. El término lipoescultura parecería una técnica muy especial, pero está basado en el sistema de liposucción. De tal forma que si se realiza una liposucción sin dar un manejo escultórico a la figura, el resultado no será adecuado; y a la inversa, un procedimiento de lipoescultura sin efectuar una liposucción no es conveniente.

Enterate de muchos mas tratamientos reductores y cuidado para la piel en: http://tumesoterapiafacial.blog.com.es