Y no es cuanto dinero tienes, ni cuanto sabes de programación ni cuantos cursos has tomado. Es algo más simple pero pocos lo hacen.  A menos que vivas en un país con poca infraestructura tecnológica o con alguna otra restricción, en todos lados estamos obligados a tener algunas cosas como cuentas de banco, tarjetas de crédito y chequeras para hacer negocio.

Por ejemplo, no puedes rentar un carro sin una tarjeta de crédito. No puedes recibir dinero en ciertas modalidades de pago a menos que tengas una cuenta bancaria. Hay pagos y compras que solo puedes hacer por chequera o por transferencia y algunos que hasta tienen que estar aprobados por el banco.

Cuando empiezas un negocio, lo primero que tienes que pensar es en cuanto dinero tienes, cómo te van a pagar y qué instrumentos necesitas (cheques, transferencias, etc.).

¿Por qué entonces nadie hace lo mismo para Internet?

Porque tener un negocio en Internet significa tener un negocio. Para eso necesitas al menos una forma aceptada de pago y una forma aceptada para recibir dinero.

A cada rato me escriben personas preguntando cómo reciben dinero en algunos países de centro y Sudamérica. Cuando investigo un poco me doy cuenta de que no pueden por restricciones en el manejo de dólares o porque simplemente no se permite.

Algunos hasta tienen ganado dinero en cuentas de programas afiliados, publicidad y PTCs, pero nunca se les ocurrió checar si podían cobrar en su país.

Creo que los negocios por Internet son para todos y que hay maneras de darle la vuelta a muchas restricciones, pero es mejor buscarlas antes de empezar.

Hay algunas fuentes de ingresos que me pagan con cheque y, aunque tuve que ir a hablar al banco y hacer un rollo, los puedo depositar directamente en mi cuenta, si cumplo con lo que el banco pide.

Es una molestia, pero es algo que necesito hacer para el negocio. De haberlo sabido antes no hubiera perdido en el tipo de cambio en una casa de cambio a la que lo fui a cobrar.

En Internet vas a necesitar, al menos, una tarjeta de crédito internacional y, de preferencia, una cuenta de algún procesador de pago como PayPal. Si no se puede PayPal, a buscar otro y, si todo lo demás falla, a ver cómo se pueden cambiar cheques.

Porque te puedo decir una cosa por experiencia ajena: si es frustrante no ganar dinero por Internet, es todavía mucho más frustrante ganar dinero y no poder cobrarlo.

Antes de invertir en guías, manuales, cursos y servicios, checa si en tu país puedes utilizar servicios como PayPal, que tantas restricciones tienes para cobrar, transferir, comprar y vender dólares y si tu tarjeta de crédito es internacional.

Claro que a lo mejor las cosas cambian para todos, pero mientras hay que aprender a vivir con lo que tenemos. Ni modo, la vida no es justa.

Entre tus amigos contadores, empresarios o abogados, pregunta cómo manejar un negocio donde tú compres servicios en dólares y cómo pueden pagarte.

La gran mayoría de las empresas en el mundo han comprado en el extranjero al menos una vez y algunas hacen esto todo el tiempo. Seguramente hay personas que saben cómo hacerlo y qué necesitas.

Aunque una tarjeta de crédito es suficiente para mucha cosas, lo mejor es checar si aceptan algún procesador de pago como PayPal.

No dejes esto para después. Puede ahorrarte una gran cantidad de frustraciones.

 Para ver cómo funcionan los procesadores de pago y cómo hacer bien un negocio por Internet, visita www.comoganardineroxinternet.com