Los Adolescentes y el Tdah

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos mentales más comunes en niños y adolescentes y es tres o cuatro veces más frecuente en varones que en mujeres. Se trata de un trastorno crónico, caracterizado por síntomas de desatención, hiperactividad e impulsividad que tienen varios efectos negativos en la persona que lo sufre. Estas dificultades, que se suelen presentar desde la niñez temprana, van complicándose mucho más allá de las simples perretas que pueden tener los niños y niñas de 5 años. De hecho, en casi todos los casos acarrean consecuencias negativas en todos los ámbitos de la vida del adolescente. Pero, ¿qué pueden hacer ante esto los padres y madres?

Lo cierto es que existen muchísimas cosas que pueden hacer las familias por sus hijos adolescentes con TDAH. A continuación les presento seis de las que suelo recomendar a mis clientes:

1. Solicita el consejo de un experto.

Si tu hijo tiene dificultades para mantener la atención, parece ser inteligente, pero no aprueba, o experimenta dificultades para realizar cosas sencillas y rutinarias, pero sobresale en otras que son más difíciles, puede que sea hiperactivo.

2. Infórmate acerca de los medicamentos que existen.

Existen tratamientos médicos disponibles para ayudar a los niños con TDAH, tanto alopáticos como naturales. Mi consejo es que antes de administrarle cualquier tratamiento a tu hijo o hija, valora en qué medida mejoraría su vida; ya que mientras que para algunos niños, puede ser una gran ayuda para el autocontrol y la autoestima, para otros, no proporciona un beneficio notable.

3. Asegúrate de que recibe un tratamiento multimodal que abarque tanto apoyo médico, como personal y académico.

Te siempre presente que se trata de una trastorno biológico, pero con unas características cognitivas y emocionales.

4. Dales más tiempo para realizar las tareas, tanto las escolares como cualquier otro tipo de tarea.

Muchos adolescentes con TDAH realizarán las tareas de forma óptima si se les da suficiente tiempo para terminarlas. Por esa razón, es esencial informar a los profesores del chico o la chica acerca de su condición diagnóstica. De esta forma, el orientador del centro puede proporcionar un plan de intervención para el profesorado, así como asesoramiento para adaptar la metodología del aula o la forma de examen.

5. Dedica algo de tiempo a tratar de entender lo que es ser un adolescente con TDAH.

A menos que uno mismo haya experimentado el trastorno, es algo realmente difícil de entender para la mayoría de las personas, especialmente padres y docentes. Es necesario que comprendas que no es culpa de ellos que no puedan prestar atención o que tengan dificultades para mantener el autocontrol. Pero tampoco es culpa tuya, y no conseguirás que tu hijo consiga mejorar en ningún área de su vida, hasta que no tomes acción y comiences a formarte para ayudarle.

6. Escúchale y apóyale cuando lo necesite.

Debes saber, que una característica que comparten todos los hiperactivos es la inmadurez emocional. Esto significa que puede que tu hijo o hija se sienta mal por no entender algunas reacciones de sus compañeros, por experimentar el rechazo de sus iguales o simplemente porque se da cuenta de que es diferente.

Seguramente parecen demasiadas cosas para lograr de entrada. Sin embargo, si te propones empezar por una sóla y observar los resultados, seguro que conseguirás facilitar el desarrollo de tu hijo o hija adolescente, y con ello, evitar o por lo menos minimizar la aparición de los tan temidos trastornos asociados.

Desde mi experiencia como Coach de padres y madres de niños hiperactivos y desatentos, cada vez estoy más segura que la implicación y la formación de la familia es el elemento clave para afrontar con éxito los condicionantes que vienen impuestos por este trastorno.

Jenny Guerra Hernández, www.psicopedagogiaencasa.com



Jenny Guerra Hernández es Maestra de Lengua Extranjera (inglés), Psicopedagoga, Psicomotricista, Coach personal experta en autismo, sobredotación y Creatividad.

Actualmente compagina su trabajo como coodinadora de los gabinetes psicopedagógicos Fácilmente con su trabajo como creadora de contenidos educativos digitales y marketer de internet.

Todos sus proyectos comparten la misma premisa: hacer fácil lo difícil y conseguir facilitar el aprendizaje de la persona independientemente de las dificultades que esta pueda tener.

A lo largo de su carrera profesional ha desempeñado infinidad de profesiones: artista plástica, profesora de danzas del mundo, cocinera para catering de comida internacional, bibliotecaria, etc.; Esta formación y su deseo por ayudar a los demás a convertirse en expertos en las áreas que deseen es su máxima inspiración.