A lo largo de su exitosa carrera como jinete deportivo, la cual comenzó a una muy temprana edad, con tan sólo 14 años al coronarse Campeón de España Infantil, Fernando Sarasola ha sabido poseer y montar los caballos más finos

Por: Guillermo Márquez

A lo largo de su exitosa carrera como jinete deportivo, la cual comenzó a una muy temprana edad, con tan sólo 14 años al coronarse Campeón de España Infantil, Fernando Sarasola ha sabido poseer y montar los caballos más finos de la península. Un recuerdo especial se lleva Ennio, uno de sus caballos favoritos.
Los caballos de salto son finos animales a los que se conoce como caballos de sangre templada. Esto es así porque su genética es producto del cruce de caballos de sangre caliente, como se conoce a los ejemplares más ligeros y livianos, y caballos de sangre fría, son los animales de mayor porte y peso.
Por lo general, cualquier caballo tiene aptitud suficiente como para realizar pequeños saltos, y podemos considerar que esta habilidad se encuentra en su misma naturaleza. Sin embargo, hay un paralelismo entre los caballos y las personas: no son todos iguales. Y de esta manera, se entiende que hay caballos que tienen una aptitud especial para el salto, que serán, los que en definitiva y gracias a un entrenamiento riguroso, compitan luego en los torneos internacionales.
Los expertos como Fernando Sarasola comprenden rápidamente como será el temperamento del animal con tan sólo verlo en estado de reposo, y de esta manera, aún antes de realizar cualquier tipo de salto, predecir si ese animal tendrá alguna chance de éxito en las competencias. Cuando un animal se mueve demasiado al estar quieto, mueve sus orejas o se aburre con facilidad es una buena señal, ya que los caballos pura sangre son de temperamento inquieto. Pero, un exceso en este tipo de comportamientos también puede ser problemático, ya que dificultaría su educación. Otro detalle importante que Fernando Sarasola nos comenta a la hora de elegir un buen caballo de salto como era el conocido Ennio, es la forma en que el animal realiza el salto al tomar la valla, siendo preferible que la tome de frente y no que salte de costado.

 Guillermo Márquez es asesor de Fernando Sarasola.http://www.fernandosarasola.com/