Los Catálogos Online Ahorran Papel y Multiplican Nuestras Posibilidades

 Los catálogos están cambiando de formato y con ello se va satisfaciendo la creciente demanda social de un consumo más responsable con el medio ambiente. Otras ventajas se suman a las nuevas fórmulas de publicitarse, tales como una mayor difusión en menor tiempo o costes más reducidos; se personalizan los servicios teniendo una interacción adecuada con el usuario.
Son muchos los sectores que han comenzado a generalizar el uso del soporte electrónico para ofrecer sus productos. Instituciones culturales, pymes o grandes empresas de distribución abrazan esta tendencia, que evoluciona pareja a la formación de una conciencia medioambiental más sólida. El malestar del consumidor al encontrar cada día su buzón invadido de folletos es manifiesto, más aun cuando no son de su interés. Esta propaganda termina desechada y desperdiciada en la basura de forma masiva, generando residuos innecesarios y consumiendo inútilmente recursos de nuestro ecosistema.
El catálogo digital sustituye estas formas obsoletas de buzoneo y abre el camino hacia otras alternativas más completas y flexibles de promoción, que se ajustan mejor al perfil de los clientes. Con este método la información llega al usuario más indicado, de una forma más rápida y visualmente atractiva. La inversión necesaria puede ser ínfima si hacemos una comparación con los costes que genera el papel, desde su fabricación hasta su distribución. Las posibilidades de captación de clientes se multiplican y las empresas pueden crear contactos útiles para su negocio.
Todas estas ventajas son aplicables a todo un abanico de oportunidades para publicitarse en internet, a través de contenidos bien estructurados en una web, un blog, foros o redes sociales. Según estadísticas, la propaganda electrónica por vídeo ha crecido un 60%; indexar vídeos permite llegar a un público más amplio, ya que nos encontramos en una sociedad atraída por la inmediatez de las imágenes. Así mismo, el email marketing constituye otra forma de hacer llegar las ofertas. Para comenzar a crear una base de datos con direcciones de potenciales clientes es buena idea realizar un boletín de noticias al que poder suscribirse, o acudir a una agencia externa que compile datos a través de diferentes fuentes.
Con todas las herramientas online a nuestro alcance los beneficios para la empresa, el consumidor y el medio ambiente son evidentes.

 catalogos