Debéis conocer vuestro cuerpo; es vuestro. La idea de que el sexo es algo pecaminoso o que hay algo que no funciona bien en vuestro cuerpo, es un ejemplo de los programas sociales sedimentados y de las creencias limitadoras.No obstante, os sentiréis bien,cuando sigáis a vuestro cuerpo con integridad

Por: Pepe G

 Las personas que no tienen orgasmos, jamás se relajan completamente y, si uno no se puede relajar al completo, se pierden los placeres multisensoriales de la vida. Nadie os debe un orgasmo, si habéis sido incapaces de descubrir personalmente el placer orgásmico del propio cuerpo. Es una experiencia que os debéis a vosotros mismos; debéis tener el entendimiento de lo que es un orgasmo, aprendiendo cómo complaceros a vosotros mismos.

Nuestra sociedad ha creado tabúes con respecto al cuerpo; sin embargo, una cosa es que alguien te ponga los cordones de los zapatos y otra totalmente distinta es hacerlo uno mismo.

Debéis conocer vuestro cuerpo; es vuestro. La idea de que el sexo es algo pecaminoso o que hay algo que no funciona bien en vuestro cuerpo, es un ejemplo de los programas sociales sedimentados y de las creencias limitadoras. No obstante, os sentiréis bien, siempre y cuando sigáis a vuestro cuerpo con integridad.

El sexo conectado a una intención consciente, os puede proporcionar aspectos de la realidad que enriquezcan vuestra vida.
Lo más intenso que puede ofrecer la sexualidad, es transportaros a las estrellas para vivir una experiencia remota.

Hace mucho tiempo, los hombres y las mujeres sabían cómo entrelazar, sus seres espirituales con sus formas físicas para explorar la Tierra, la Luna y los planetas; sabían observar los patrones del clima y las actividades celestes o explorar una zona nueva y adecuada para vivir. Querían conocer a quienes ocupaban este plano de la realidad junto a ellos.

Sabían cómo conectar, con familiares y amigos lejanos o ya fallecidos, porque estaban conectados con el baile secreto y lo entendían. Los animales se movían con facilidad entre las dimensiones y se observaron, e incluso a veces se consultaron, ya que su sabiduría se conocía entre las diversas capas de la realidad.

El sexo es como un cohete; conectado a una intención consciente os puede proporcionar aspectos de la realidad que enriquezcan vuestra vida. Practicar el sexo con una persona amada es como subirse a una alfombra mágica y viajar donde os apetezca.


 http://www,webcamchicas.org.es/