Durante estos últimos años las Ludotecas se vislumbraron por el contraste con el tiempo «laboral», como un opuesto a lo útil reconocido; pero las diversas formas de Ludotecas han impulsado una importante evolución y ahora son indispensables para una generalidad de niños y jovenes
Hasta hace poco la escuela ha adoptado una actitud hostil hacia el juego por su supuesta oposición al trabajo en clases. No quedaba tiempo para el juego, aunque podemos decir que en algunas instituciones se practicaban juegos didácticos.

El juego es una expresión libre y voluntaria, por lo que la escuela, tal como hoy se concibe, tampoco es el lugar adecuado para favorecer la práctica y el desarrollo del mismo, o al menos no tanto como en una Ludoteca.

Lo que podemos asegurar es que para gran parte de los niños ni la familia ni la escuela potencian suficientemente el juego, por lo que se precisan espacios específicos, animados por educadores expertos y responsables que les proporcionen la opción de escoger, contactar y dialogar con los juguetes y materiales de juego.

Resumiendo, podemos decir que las Ludotecas son:

- Lugares de esparcimiento y ocio.
- Espacios públicos cuyo centro de interés es el juego.
- Recursos dinamizadores del tiempo libre.
- Espacios especialmente preparados para jugar.
- Lugares de interrelación personal entre niños y jóvenes cuyo medio es el juego.
- Sitios apropiados para el desarrollo de la libertad, donde el niño es el protagonista.

El modelo predominante de Ludoteca debe cumplir una serie de requisitos mínimos que la diferenciarán de otras instituciones educativas, tales como:

- Disponer de un espacio estable y exclusivo, como punto de referencia para el niño, donde ubicar ordenadamente los distintos recursos lúdicos, zona de juegos, etc.
- Disponer de materiales diversos para poder jugar, construir juguetes, etc.
- Contar con un proyecto educativo o formar parte de un programa de promoción sociocultural que de sentido a la labor desarrollada, a nivel personal, grupal y social, más allá del simple entretenimiento o “cuidado” de niños.
- Contar con profesionales con conocimientos de psicología, educación social, educación en el tiempo libre, animación sociocultural, pedagogía...

Encontramos diversos tipos de Ludotecas especializadas en determinados sectores de edad, adaptadas a niños y niñas con necesidades específicas, Ludotecas hospitalarias, itinerantes, etc., de acuerdo con su forma de trabajo y los propósitos que persiguen:

- Ludoteca móvil o Itinerante: Creadas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mediante la utilización de ludobuses que recorrían las facultades de la Ciudad Universitaria para facilitar en régimen de préstamo, al estudiante, materiales lúdicos como ajedrez, dominó o material deportivo. Esta clase de Ludoteca es común en Europa, Canadá y Australia. La Ludoteca itinerante es una buena alternativa para atender a comunidades muy distantes.

- Ludoteca Hospitalaria: Tiene la finalidad de mejorar la estancia del niño en el hospital para que la internación sea menos traumatizante, proporcionando de esta forma mejores condiciones para su recuperación.

- Ludoteca Comunitaria: Se promueve entre niños y jóvenes a quienes se invita a pasar un rato de diversión y esparcimiento, compartiendo juegos y juguetes con otros niños, vecinos de la comunidad donde se ubica el centro lúdico. Pretende:el desarrollo de la cultura, en la medida en que ofrece un espacio para la socialización, el aprendizaje e intercambio cultural... Incluye la idiosincrasia, el folklore, el rescate de las costumbres y tradiciones populares y al cambio social, en la medida en que el juego sirve como medio de transformación en las comunidades que presentan problemáticas sociales muy marcadas, principalmente en la población infantil y los ancianos, que se encuentran muy desprotegidos.

- Ludoteca Personal: Está integrada por antologías de poemas, cuentos, cantos y juegos, seleccionados con el propósito de que el destinatario descubra, disfrute y aprenda a encontrarse a sí mismo.

- Ludoteca Escolar: Generalmente son promovidas por las propias unidades escolares, Jardines Infantiles, Escuelas primarias..., buscando suplir las necesidades de materiales para el desarrollo del aprendizaje. Sirven como apoyo pedagógico para los profesores y psicólogos. Algunas escuelas y centro educativos cuentan con lugares que disponen de materiales lúdicos que responden a las características de los usuarios y de los objetivos que persiguen.

- Ludoteca Terapéutica: Son aquellas en las cuales se aprovechan las oportunidades ofrecidas por las actividades lúdicas, ayudando a los niños a través del juego a superar dificultades específicas (deficiencia mental, visual, física auditiva y dificultades escolares, etc.).

- Ludoteca de Investigación: Son aquellas instaladas en las universidades, por profesionales en el área de la educación, con el objetivo principal de realizar investigaciones y formación de recursos humanos. Tenemos el ejemplo de la «Brinquedoteca» de la USP/LABRIMP (Universidad de San Pablo).

- Ludoteca Gigante: Instaladas en grandes ciudades y con un marcado fin lucrativo. 

- También existen Ludotecas especializadas en el trabajo con discapacitados. Suelen funcionar exclusivamente para estos niños y están equipadas con juguetes especialmente seleccionados. Normalmente se encuentran dentro de las escuelas especiales donde estos niños estudian.

Al final de la década de los setenta, en España algunas instituciones públicas decidieron crear Ludotecas de carácter permanente. La idea se ha ido extendiendo y consolidando con distinto ritmo en las diferentes zonas.

En su mayoría dependen o reciben subvenciones de los municipios o comunidades autónomas, generalmente en los ámbitos de infancia, juventud y servicios sociales. Están ubicadas en locales independientes, centros cívicos, centros abiertos, centros de tiempo libre, centros deportivos, casas de juventud, etc.


 

Cursos a distancia Monitor de Ludotecas, Experto en Ludotecas,  Monitor de Juegos