Es dedicado a la mujer, en su día este 8 de marzo, claro que el día de este Ser tan divino es infinito. Por más primaveras que se cumplan siempre será la más grande.
Son frases muy humildes que quedan cortas, para enaltecer y valorar su Don tan grande de Mujer.

Por: Leon Aguilar Zorro

 
Madre hoy cumple 78 primaveras, su salud un poco delicada
unidos todos compartimos la alegría de tenerla, eres una santa,
Mujer muy valiente como usted no hay otra, a la vida siempre las batallas
màs difíciles le ha ganado, es su ejemplo de grandeza , de valor el que siempre ha resaltado.

La enfermedad hay veces la doblega y triste muchas veces llora a solas y a escondidas, no quiere molestar y su dolor lo guarda muy profundo que sus labios muy duro los aprieta y en silencio, ni respira , al contrario sufre cuando un hijo le comenta que su día en el trabajo muy duro le ha tocado.

Ella sufre sola sus penas y recuerdos y ninguno de sus hijos la entendemos, pero eso si creemos ser los sabios en saber que es lo mejor que le debemos dar y muchas veces sin contar con su opinión.

Nietos miran su cabello blanco y se preguntan cada cana de mi abuela es la entrega de juventud, fortaleza, salud que poco a poco el tiempo se fue llevando y a sus hijos fue dejando.

Hoy queremos compartir no solo la dicha de tenerla en compañía, sino agradecerle cada segundo, minuto, hora y día lo bien que nos ha educado, sin rencores ni envidias, es mi madre el tesoro màs hermoso de la vida.

Madre es un año más de vida, yo quiero compartir muchos más, ya que sus consejos uno a uno he tomado y a sus nietos he aplicado para que sean personas dignas de humildad, respeto, tolerancia y muchos valores más que es algo que nadie en este mundo los podría reemplazar.

Madre su terreno poco a poco a sembrado y con el tiempo, a regado y abonado la mejor cosecha que hoy son los frutos de ese grande e inmenso sacrificio y son hoy su mejor orgullo, que a este mundo en general le ha entregado.

Madre hoy pedimos y damos gracias al Señor que cada parte de su cuerpo no sufra ni de noche ni de día, nunca pero nunca algún dolor.



LEON AGUILAR ZORRO