Mi experiencia en la maestría en educación holista fue muy valiosa, única, especial,  lo máximo y relevante en el aspecto educativo que he tenido hasta ahora,  ya que en ella logré encontrar el verdadero sentido de mi existencia.

Por: Dr. Ramón Gallegos

Mi experiencia en la maestría en educación holista fue muy valiosa, única, especial, lo máximo y relevante en el aspecto educativo que he tenido hasta ahora, ya que en ella logré encontrar el verdadero sentido de mi existencia.
Esta experiencia hermosa en esta maestría comenzó en el verano del 2009, en el mes de agosto.Había llegado a San Luis potosí, venía de Estados unidos huyendo de una carga de problemas y con una gran depresión, recuerdo que mi hermana Ma. Asunción me entregó una carta donde me pedía que como regalo de cumpleaños asistiera al propedéutico de esta maestría, fue una carta muy emotiva pero aun así no me convenció, ella insistió tanto que hasta se ofreció pagarme todo. Yo me seguía negando pues nada me interesaba en ese momento ya que lo único que yo hacía era alimentar mis malos pensamientos que a la vez estos me hacían sentir más inconforme con la vida.
El haber huido del lugar donde estaba viviendo nada cambió mi modo de sentir, así que decidí ir con mi hermana a Guadalajara pensando que tal vez ahí me olvidaría por un momento de mis problemas que tanto me atormentaban. Acepte ir al propedéutico pero nada más porque si, sin ni siquiera hacerme preguntas a mí misma de que se trataría o sea que no me importaba a lo que iba, yo solo quería cambiar de ambiente porque sentía que me ahogaba con tantos pensamientos destructivos que tenía en mi mente y mi hermana pacientemente solo me decía te va a gustar, estoy segura que te gustará.
Al llegar al propedéutico entré sola, mi hermana solamente me dejó en la puerta, yo me sentía nerviosa insegura, ridícula e incómoda no sabía ni qué. Vi al Dr. Gallegos y a los demás personas que se encontraban en el salón y pensé que serían todos maestros Cuando el Dr. Ramón Gallegos se presentó y nos pidió que nos presentáramos me di cuenta que las personas tenían diferentes profesiones, psicólogos dentistas ingenieros maestros etc. todos se expresaban de una manera muy profesional. Yo me seguía sintiendo más incómoda quería salirme de ahí, no me sentía segura al hablar.
Fue después de que escuché al Dr. Ramón Gallegos hablar con esa tranquilidad y dándonos confianza a todo el grupo cuando comencé a sentirme mejor, y así pude quedarme en el propedéutico.
Pasaba el tiempo y escuchaba las explicaciones que el Dr. Ramón Gallegos nos daba sobre el objetivo, y todo lo que se cubriría en esta maestría, todo sonaba muy interesante y yo pensaba entre mí que todo era buenísimo pero ni en sueños que yo pudiera estudiar esa maestría, menos viviendo yo en Estados Unidos.
Ese primer día al tener la dinámica de grupo que estuvo muy bonita, empecé a sentirme cómoda, además el Dr. Ramón Gallegos de la manera que se dirigía al grupo hacía que cada momento se hiciera más agradable Al final de ese día yo me sentí más tranquila.
Al siguiente día me levante más contenta, con ganas de estar engrupo, con ganas de continuar escuchando. El Dr. Ramón Gallegos me pareció tan noble y tan lleno de conocimiento y mis compañeros muy agradables y el ambiente se me hacía cada vez más bonito y todos más contentos.
Ese día al tocarme el turno de hablar, por primera vez en mi vida no pretendí nada, solo se abrió mi corazón para hablar y les dije a todos como me sentía en ese momento, me sentía una ignorante y que al estar con todos ellos no me daba vergüenza decirlo porque sentía la comprensión que se había entre todos; me sentía acogida como si estuviera con mis hermanos todos éramos uno todos como parte de un todo.
Esa noche, al regresar al hotel, me sentía con más seguridad más contenta en comparación con el día anterior, me sentía muy agradecida con mi hermana de haber insistido tanto a que asistiera a esta reunión, todo se iba mejorando.
En uno de estos días, haciendo una pequeña práctica de meditación, recibí la respuesta a la pregunta que siempre me había hecho desde niña, cuando de momento me quedaba pensado y yo me decía a mí misma que yo sentía que tenía algo muy grande dentro de mí pero no sabía lo que era y nunca lo supe. Fue en la práctica de meditación cuando descubrí que mi ser estaba lleno de luz, que era un ser iluminado y lo importante es que me di cuenta que era yo algo muy especial.
Con todo lo bonito que estaba pasando, me empecé a convencer que esta maestría era algo que yo debería estudiar, que esto era lo que yo necesitaba, que me ayudaría mucho en mi vida
Yo me sentía diferente, de haber llegado como una mujer con un gran ego viviendo en el nihilismo-hedonismo, salí de ese propedéutico como una mujer nueva, llena de ganas de luchar, con un gran deseo por aprender ,por descubrir quién era yo verdaderamente con el gran deseo de ser libre y feliz
En esta reunión tuve la oportunidad de hablar a solas con el Dr. Ramón Gallegos y recuerdo muy bien sus palabras que se me quedaron grabadas en mi mente cuando me dijo:-que todos esos pensamientos que yo traía era puro sufrimiento inútil y desde entonces pongo mucho atención a eso ya que después comprendí claramente que son realmente nuestro pensamientos la causa de todo nuestro sufrimiento.
Sintiéndome muy feliz, con el deseo de comenzar esta bella maestría, sabía bien que viviendo en Estados Unidos no sería tan fácil para mi realizar estos estudios, pues me tenía que enfrentar con muchos obstáculos, como los permisos en mi trabajo, los viajes, problemas de salud etc. Mi deseo era tan grande que no me importó, decidí enfrentarlos y así logré iniciar y terminar esta bella maestría
Al iniciar este estudio todo era muy emociónate y algo muy bonito fue que mi hermana Bertha decidió agregarse a este grupo.

Proceso Espiritual
Como dije anteriormente, mi proceso en el camino espiritual comenzó en el propedéutico, al ver mi silueta por primera vez en mi vida llena de luz, y así ya en la maestría fui caminando despacito con ayuda del Dr. Ramón Gallegos, con sus excelentes enseñanzas y explicaciones sobre la espiritualidad, además de las hermosas lecturas de sus libros y antologías, Fue como fui aprendiendo y conociendo quela espiritualidad era la inteligencia para poder comprender de manera clara y perfecta, que era curativa, ya que me ayudo a sanar heridas, que la espiritualidad me estaba ayudando a conocerme a mí misma, que me estaba transformando , que la espiritualidad es amor universal, que me daba la capacidad de amar al ser humano y todas las cosas de la naturaleza. De esta manera comencé mi camino hacia mi viaje espiritual que con el paso del tiempo, este aprendizaje y la práctica de este se fueron incrementando, lo que dio por resultado descubrir quién soy yo.
Me gustó mucho leer sobre la Filosofía Perenne, sobre la meditación Vipassana, entendí muy bien la importancia sobre la meditación y los logros que podía obtener, y la gran necesidad que tenía también de ella. Al que al ir poniendo esta en práctica, me ayudo a conocerme a mí misma y a ir poniendo mi mente en orden, por lo tanto me fui sintiendo poco a poco más sana en mi interior.
Recuerdo que alegría tan grande sentía al aprender y reconocer que mi ignorancia era el producto de mi sufrimiento. Así fue como con la meditación fui olvidándome de los rencores, odio, envidias, en fin de todos los malos sentimientos que no me permitían ser feliz, fue de esta manera que mi mente ofuscada y confundida se fue calmando , y comencé a sentirme libre y feliz
El escribir mi autobiografía fue una experiencia nunca antes vivida, fue como estar viendo una película donde vi claramente de cómo había sido mi vida, y de como mi comportamiento, y mi relación con los demás, habiendo afectado a mi familia, a personas que habían estado cerca de mí y a mi mis ma. Cada que escribía y escribía, era una reflexión tras otra y entre más escribía iba también descubriendo personas y cosas a las cuales no les di nunca la correcta atención y esto también me ayudo para lograr mi cambio
Cuando el Dr. Ramón Gallegos nos explicó sobre la ecuanimidad o sea la no reacción, la purificación de mente, serenidad, estar equilibrado estar emocionalmente estable, a mí se me hacía imposible lograr alcanzarla, ya que siempre estaba a la defensiva, siempre reaccionaba ante cualquier situación, pero con la atención y observando siempre como eran mis reacciones con paciencia y humildad que son estas las tres condiciones del aprendizaje espiritual ,me fui calmando hasta a alcanzar a ser una persona ecuánime.

Proceso Educativo
Todo el materia que utilizamos en la maestría, como la obra del Dr. Ramón Gallegos, las antologías, los libros de otros autores como mega tendencias, Basta de historias, Feliz porque sí y un diamante en el bolsillo además de las películas fueron muy interesante, muy hermoso, del cual obtuve un gran conocimiento
Recuerdo que cuando leímos el primer libro que el doctor nos proporcionó en el primer semestre quede sorprendida de todo lo que aprendí.
Aunque ya sabía de los cambios que se están dando en la educación, de que hemos tenido una educación fragmentada mecanicista, y de la necesidad con el gran deseo de transmitirlo a los que me rodean. Imperativa de un cambio, esto de la manera en que el Dr. Gallegos lo presenta en su libro fue más claro y de mucho entendimiento para mí.
También aprender que la educación holista es un proceso evolutivo del kosmos y de cómo este va avanzando fue de lo más interesante, me gustó mucho leer sobre esto.
El conocer y aprender del modelo multinivel-multidimencional, también fue muy interesante
Aprender lo que es la educación holista, de que es una educación para la vida y la paz, de cómo esta como esta educación se interesa por el desarrollo integral y armónico de todas las dimensiones del ser humano, de que esta es la educación que el ser humano necesita.
En fin puedo continuar con una lista muy grande de todos los conocimientos que obtuve al leer la obra del Dr. Ramón Gallegos, así como de los demás materiales Fue un aprendizaje hermoso que mucho de esto lo puse en práctica y además

Las 12 Reuniones Inolvidables
Todas las reuniones presenciales a las cuales asistí fueron muy importantes muy alegres, con mucho aprendizaje y mucho significado.
Recuerdo que mi directora siempre me ponía peros para autorizarme los permisos, y me daba más trabajo de lo que tenía que hacer pero de pensar que iría a Guadalajara a la presencial, mi ecuanimidad se mantenía muy bien. Qué gran alegría, entusiasmo cuando se acercaba la fecha de ir, me preparaba para asistir a ella, me llenaba de alegría de mucha emoción, siempre sentí como que iba a recoger un premio.
El saber que iba convivir con mi hermana Bertha, mis queridas compañeras tan bellas, tan buenas y muy alegres era como estar en una fiesta llena de espiritualidad, también me llenaba de emoción ver a mis estimados maestros que nos trasmitían sus conocimientos siempre con un gran paciencia, además de Isabel la secretaria que siempre nos atendía con mucha amabilidad, todo esto me llenaba de felicidad ya que la convivencia entre nosotros siempre fue muy especial muy agradable, con una gran armonía, me gustaba aprender de mis compañeras y también compartir todo lo mío con ellas.
Fue muy bonito e interesante ver como en cada presencial íbamos avanzando todas en nuestro cambio porque recuerdo que al inicio de la maestría, en la primera reunión sobre todo en las primeras.
Estábamos todas muy inconscientes, no organizábamos nuestro tiempo, casi siempre confundidas y después fue muy bonito cuando comentábamos entre nosotras mismas de los cambios que sentíamos y veíamos en cada una de nosotras y nos abrazábamos para celebrar.
Nunca antes estuve yo en un grupo de estudio donde sintiera esa gran confianza, ese gran apoyo, esa gran comprensión por parte de mis maestros y compañeras.
Llevaré conmigo siempre dentro de mi corazón los bellos y grandes momentos que tuve con el grupo y mis maestros en esas 12 reuniones.
Otra reunión muy bonita que tuvimos fue la del satsang, muy significativa primero porque iba acompañada de mis queridas hermanas Bertha y Ma. Asunción a las cuales siento que ahora las quiero mucho más, también porque tuve la oportunidad de convivir con mis compañeras, maestros y de conocer también a los compañeros del doctorado. Disfruté todo, el hotel con sus hermosos jardines, descubrí rinconcitos tan bonitos que me invitaban a la meditación, también disfruté todo el tiempo que tuvimos en la práctica meditativa.
Llevaré conmigo siempre dentro de mi corazón, los bellos, grandes e inolvidables momentos que pase con el grupo y mis maestros en esas 12 reuniones y el satsang.

Mis Momentos de Mayor Luz Espiritual
Mis momentos de mayor luz en la maestría fueron dos:
El primero sucedió en una de las presenciales del segundo semestre, que un domingo, día en que comencé mi práctica espiritual siguiendo las instrucciones como siempre de Dr. Ramón Gallegos, logré una concentración plena y profunda, ver esa luz intensa de mi ser, esa luz indescriptible que acabó por despertarme, recuerdo que en la meditación y al terminar esta, yo sentía una gran felicidad, todo era bello, yo me sentía diferente, comprendí que era el observador y no lo observado, entendí bien lo que es estar y no estar, ser y no ser. Salí al mundo y todo lo veía diferente, todo era tranquilidad, y yo con una gran paz, y una gran alegría dentro de mí. Creo que en ese gran momento de luz se dio el gran cambio en mi vida.
Fue sorprendente volver a la escuela y ver a la directora diferente, y me di cuenta que era yo la que había cambiado, había logrado una posición de ecuanimidad, de no reacción, también como empecé a ser más compasiva con a las personas, a disfrutar de todo lo que tenía, y a no buscar la felicidad como siempre lo había hecho en diversiones y cosas materiales, era sorprendente mi cambio.
Mi segundo momento lleno de luz fue cuando asistí al satsang, a esa reunión tan hermosa en Chapala donde tuve la gran oportunidad de de convivir con mis queridas hermanas, mis compañeras de la maestría mis maestros y los compañeros del doctorado. Fue entonces también cuando todos estábamos meditando; que mi concentración volvió a ser más profunda ese día tuve un choque de luz de una manera diferente y con más intensidad, logré la iluminación, logré encontrarme conmigo misma, sentía un orden interno, nuevamente logré una posición de observador y la no reacción, logré purificar y sanar mi mente. Ese día igualmente como el otro día de luz todo era felicidad,
Al entrar en contacto con el grupo de buscadores que compartía la misma visión que yo, me sentí identificada con ellos, con un sentimiento de gran unión, una comprensión muy grande, sentí que todos éramos uno, también los maestros se unían a la totalidad. Era como si estuviéramos conectados entre sí, se sintió una gran hermandad, porque al conocernos y hablar de nuestras inquietudes, eran las mismas, todos buscando el mismo fin, que era, encontrar la espiritualidad para así despertar a la verdadera felicidad para después transmitirla a los demás y así lograr tener un mundo mejor.
Laborar en la escuela que yo trabajo ha sido muy diferente a todas las escuelas en las que yo he trabajado anteriormente, se dice que es un lugar de mucho estrés para los estudiantes como para las maestras y cada maestra que llega ahí no dura mucho, se van o las dejan ir yo también quería hacer lo mismo hasta que me di cuenta de que yo puedo ser feliz en donde quiera que yo esté
Desde que comencé la maestría, todo fue cambiando en relación con mi trabajo. Lo primero que cambie fue mi manera de dirigirme a mis niñitos de primer año. Como también la manera en que los trataba, la manera en que les enseñaba. Quise inmediatamente crearles un ambiente de tranquilidad armonía y amor. Todo esto dio por resultado un acercamiento muy grande entre ellos, que me ayudó a que obtuvieran mejores resultados en su aprendizaje. También esto me ayudó a tener más y mejor comunicación con los padres de familia.

Visión del Futuro
Tengo grandes planes y aspiraciones para el futuro que son los siguientes:
Primero me gustaría mucho continuar estudiando el doctorado para seguir preparándome, seguir aprendiendo y así estar más en condiciones para dar a conocer la educación holista en diferentes lugares y participar en el cambio de este nuevo paradigma hacia la educación holista, para mi propio beneficio y de los demás. Seguir tratando siempre de mejorar en todos los aspectos de mi vida.
Para terminar quiero decir que me siento muy satisfecha, muy feliz de haber estudiado esta maestría, ya que de ella obtuve este gran cambio que me está permitiendo ver el mundo de diferente manera a como siempre lo vi, que me está permitiendo comprender muchas cosas de la vida y lo más importante que aprendí a ser feliz porque sí.
Estoy muy agradecida con el Dr. Ramón Gallegos por sus libros tan bellos que son lecturas que nunca dejaré de leer. Muy agradecida también por compartir con nosotros sus conocimientos, por su comprensión y su gran paciencia.
Gracias a mis queridos maestros Celes, Wenceslao, y Vicky por también compartir sus conocimientos y ser tan buenos con todo el grupo. Estoy muy contenta de que todos ustedes hayan sido mis maestros siempre los recordaré.

La mejor relación entre los seres humanos, no solamente se encuentra en la gente perfecta, sino cuando cada individuo aprende a vivir con las imperfecciones de otros y puede admirar también sus buenas cualidades.
Engracia Alemán

Bibliografía.
- Gallegos Nava Ramón (2010) En Unidad con el Ser. Trilogía de inteligencia espiritual I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2010) La Conciencia Iluminada. Trilogía de inteligencia espiritual II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2010) El Néctar de la Felicidad. Trilogía de inteligencia espiritual III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
- Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara

Fundación Internacional para la Educación Holista
Maestría en Educación Holista
Maestría en Educación Holista, Ramón Gallegos y El Amor Universal
Por, Engracia Alemán Ruelas, Julio 2011, Guadalajara
Fundacion Internacional para la Educacion Holista
Maestría y Doctorado en Educacion Holista
fundacion@ramongallegos.com