Hay algunos factores de riesgo asociados con la hipertensión que usted no puede controlar, como la genética, la raza y la edad. Lo que si puede controlar es cuánto pesa y lo que hace para asegurarse de que usted esta con buen peso. Tome medidas para mantener a raya la obesidad, y reducir el riesgo de desarrollar presión arterial alta.

Por: Monica Garcia

Su pesaje diario causa que su presión arterial salte? Si usted está tan sólo el diez por ciento sobre su peso ideal, y en especial si usted está cargando exceso de grasa en su región abdominal, entonces lo que se aprenda en los próximos tres minutos, mientras lee este artículo no sólo podría ayudar a perder esos centímetros de exceso, podría salvar su salud e incluso su vida

Más del 50% de los estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos y el número solo siguen en aumento. Estas estadísticas alarmantes tienen a los médicos de la Organización Mundial de la Salud, Centro para el Control de Enfermedades, y el Instituto Americano del Corazón preguntándose cómo detener la epidemia. El sobresalto de ver los números en la balanza no es lo que aumenta la presión arterial. Es la tensión diaria permanente que la obesidad pone sobre todo el sistema cardiovascular lo que hace que la presión arterial llegue a niveles peligrosos.

Estar extremadamente pasado de peso y tener la presión arterial alta está tan estrechamente relacionado que incluso se le ha dado su propio nombre: hipertensión por obesidad. De todos los casos de hipertensión en los EE.UU., el 75% puede ser directamente atribuido a la obesidad. Las muertes atribuidas directamente a la hipertensión arterial o que tenían presión arterial alta como principal contribuyente ascendieron a 310.707 en los EE.UU. en 2002. Es una reacción en cadena (obesidad=hipertensión=enfermedades del corazón=muerte) que todo comienza según que tan gorda sea una persona.

La obesidad es asimismo una condición que es una enfermedad con igualdad de posibilidades. No importa si se es hombre, mujer, viejo, joven, o el origen de sus ancestros. Si tiene sobrepeso, usted aumenta sus posibilidades de hipertensión y si pierde peso, su riesgo disminuye. Pero siga con sobrepeso y su riesgo de desarrollar hipertensión es 5 a 6 veces mayor que alguien que está en su peso ideal.



Cuán pesado es obeso?

La primera pregunta a formular para eliminar a la obesidad de los factores de riesgo de la hipertensión es: "Estoy con sobrepeso?" La obesidad está determinada por Índice de Masa Corporal (IMC), que tiene en cuenta la relación entre altura y peso. Un IMC superior a 30,0 se considera obesidad. Una puntuación entre 25,0 y 29,9 se considera "sobrepeso". Un IMC ideal debe estar entre 18,5 y 24,9.

Para medir su propio IMC tome su peso actual en kilos y divídalo por el número que se obtiene al multiplicar su estatura por su estatura en metros. Por ejemplo, si usted mide 1,68 metros y pesa 75 kilos, multiplicaría 1,68 x 1,68 = 2,82. Luego, divida los 75 de su peso por 2,82 lo que da como resultado un IMC de 26,59 el cual se considera sobrepeso.

Resumiendo el IMC = Peso (kg) / Estatura x Estatura



¿Cómo Impacta el Tener Sobrepeso en la Presión Arterial?

Cuando se es obeso, el cuerpo necesita más sangre a fin de abastecer de oxígeno y nutrir el tejido extra. Cuando se pone más sangre en el mismo conducto de venas y arterias, habrá presión adicional sobre los vasos sanguíneos.

El aumento de peso además se da por lo general en forma de grasa. Según la Investigación de la Clínica Mayo, las células de grasa producen incluso más sustancias químicas, lo cual a su vez aumenta la presión sobre el corazón y la presión sobre los vasos sanguíneos. Además, hay un aumento de insulina a partir del aumento de peso. Esto hace que el cuerpo retenga sodio y agua, lo cual también aumenta el ritmo cardíaco y disminuye la capacidad de los vasos sanguíneos de hacer circular la sangre por todo el cuerpo, aumentando así la presión de la sangre.

No se trata solamente de cuanto sobrepeso tenga, sino también hacia donde lleva ese peso extra lo que puede tener un gran impacto en la presión arterial. Los factores de riesgo se incrementan cuando el peso añadido se encuentra en el área del abdomen. Esto se debe a que las personas con lo que se conoce neumático de repuesto tienen también un aumento de azúcar en la sangre, lo que hace que la grasa se deposite allí, y luego inicia el ciclo de retención de sodio y de agua.



Bajar de Peso Para Reducir La Presión Arterial

Debido a que existe una correlación directa entre la obesidad y hipertensión, tiene mucho sentido que al perder peso se puede disminuir la presión arterial. La prueba está en los números. La presión arterial se mide en mm/hg. Una lectura de la presión arterial mientras el corazón late y se relaja, crea el doble número de X sobre Y dando una lectura final respecto a su presión sanguínea. Por cada 1 kilo de pérdida de peso, la presión arterial disminuye 1 mm/hg. Siendo realistas, una persona con un sobrepeso como el de nuestro ejemplo anterior, podría perder tan sólo el 10% de su peso corporal, en este caso 7 kilos y medio y reducir su presión arterial por 7 u 8 puntos.



Pequeños Pasos Para Grandes Resultados

Si usted puede vencer la obesidad, entonces puede tomar medidas drásticas en
la reducción de su presión arterial. Una de las mejores maneras de combatir el peso es con la caminata. Caminar acelera el metabolismo y es más eficaz en el largo plazo que los extenuantes entrenamientos cardiovasculares. Aquellos que tienen exceso de peso deben consultar con su médico antes de comenzar cualquier tipo de programa de ejercicios, pero todos los médicos van a coincidir en que caminar es uno de los ejercicios más seguro y más eficaz. Un buen calzado para prestar apoyo a los arcos protegerá los pies y las rodillas de lesiones por estrés. Además, caminar sobre superficies más blandas como un campo cubierto de hierba o un camino de tierra le darán un mejor entrenamiento, ya que será necesario más equilibrio y más coordinación.

Algunas otras formas de perder peso de manera segura y disminuir la presión arterial
incluyen:

Reducir la ingesta de sodio
No comer a menos de 3 horas de ir a la cama por la noche
Beber al menos 8 vasos de agua cada día
Sustituir las grasas animales saturadas por las grasas saludables no saturadas de origen vegetal
Limitar el consumo de bebidas alcohólicas que están llenas de calorías
Hay algunos factores de riesgo asociados con la hipertensión que usted no puede controlar, como la genética, la raza y la edad. Lo que si puede controlar es cuánto pesa y lo que hace para asegurarse de que usted esta con buen peso. Tome medidas para mantener a raya la obesidad, y reducir el riesgo de desarrollar presión arterial alta.

Descubra los métodos más poderosos que reducirán su peso, mientras disminuye su presión arterial al mismo tiempo:
 Martín Teixido es un experto en salud natural y autor de best sellers que enseñan a mejorar dramáticamente su salud de manera natural, sin costosos y potencialmente peligrosos medicamentos con receta. Descubra cómo puede reducir la presión arterial naturalmente en: Clic aquí en milagro para la presión