Cuando se ve a un bebé, sobre todo a un recién nacido, uno no llega a concebir por el minúsculo tamaño de la hermosa criaturita los enormes cambios que se van a tener que hacer en la casa.

Por: Santiago Vargas

Pero sí, este pequeñita luz del hogar viene acompañado de un camión de mudanza repleto: necesita un lugar para dormir, un lugar para jugar, un lugar para comer, un lugar para cambiarse los pañales, un asiento especial en el auto, una bañera segura y pequeña. En fin, necesitará varias cosas, y como buenos padres es bueno estar preparados de antemano y ver las distintas opciones que se tienen para ver cuáles son aquellas que se ajustan mejor a las necesidades de su hijo, las suyas, las de su hogar y su presupuesto.

En lo que respecta a las cunas, si lo que se tiene es una pequeña casa o apartamento, una minicuna siempre es recomendable, sobre todo por el poco espacio que ocupan. Y dentro del mundo de las minicunas, podrá encontrar un sinfín de diseños diferentes para cada tipo de necesidad.

Minicuna

Las minicunas está disponible en varios estilos diferentes y por lo general, tienen una tapa encapuchada que se puede colocar hasta la mitad de la cama, lo que permite un ambiente más oscuro que asegure el sueño para el bebé. También hay modelos que vienen con una modalidad de mecedora que cuenta con una traba de seguridad para poder usarla cuando se crea conveniente y frenarla cuando se quiera mayor estabilidad, pudiendo de esta forma mecer al niño de lado a lado cuando llegue la hora de dormir o cuando sea necesario calmarlo.

Hay incluso algunos modelos que incluyen un vibrador incorporado. Esta característica puede ser un recurso maravilloso para ayudar a calmar a un bebé inquieto. Las minicunas más nuevas también pueden reproducir música y tener un móvil con luz para que el bebé tenga a la vista. Algunas marcas vienen con mandos a distancia por lo que los padres pueden cambiar la configuración sin que el bebé pueda verlos.

Minicuna portátil

Las minicunas portátiles puede ser una pieza mucho más versátil. Si el bebé tiene que dormir en una habitación aparte de la guardería, la minicuna se puede plegar y mover fácilmente de un lugar a otro. La minicuna portátil también puede ser embalada en una bolsa de viaje y llevarla en las vacaciones familiares o a la casa de amigos o parientes.

El bebé puede dormir en su propio espacio en el ambiente exterior y aún así tener una apariencia de estar en un lugar familiar durante la siesta asegurándole la tranquilidad necesaria para dormir mucho tiempo. También hay minicunas portátiles que vienen provistas con un móvil, un moisés extraíble y una mesa para cambiar pañales para su uso durante los primeros meses de vida del bebé .

Como ya se dijo, las minicunas son parecidas a las cunas estándar, sólo que tienen un tamaño considerablemente menor, por lo que son una opción ideal para familias con espacio limitado. Un abuelo puede mantener una de estas camitas a mano para la visita de un nieto, ya que usualmente las minicunas se pliegan para caber dentro de un armario o algún lugar de almacenamiento cuando no esté en uso. La cuna es duradera, pero no es tan fácil de llevar en los viajes como la minicuna portátil. Funciona mejor para una familia que necesita una cuna resistente que puede caber en un espacio pequeño o ser instalado en otra habitación o una oficina.

Cuna estándar

La cuna estándar es la cuna que mayoría de los padres compran para la guardería de sus hijos. La cuna estándar es la cama más fácil para decorar en consonancia con un cierto tema de y estilo el cuarto del bebé, ya que algunas vienen con los parachoques y los bordes con diseños temáticos.

Otra ventaja es que tanto los edredones, como las sábanas y faldas de la cama para la cuna de tamaño estándar están disponibles para coordinar con las cortinas, tapices y fondos de pantalla. La cuna estándar también cabrá bien si uno de los padres tiene un dormitorio grande y quiere que el bebé duerma ahí .

Uno de las mayores ventajas de las cunas tradicionales frente a las minicunas es que, siendo que los bebés crecen muy rápido, a menudo superan el tamaño de la minicuna antes de estar listo para una cama de niño. La cuna estándar les permite permanecer en ella durante el tiempo necesario. También, hay que tomar en cuenta que hay algunos modelos de cunas que son convertibles y que permiten su transformación en una cama de niño, lo que ahorra dinero a los padres.

En estos casos, lo que pueden hacer los padres es, primero comprar una cuna estándar convertible para cuando el niño crezca y transformarla en una cama y luego adquirir una cama de tamaño completo para cuando su hijo ya sea un adolescente. Obviamente, este tipo de camas es a menudo más cara.

Si quieres más consejos y así decidirte que necesitas para que tu bebe descanse bien te recomendamos visitarnos en nuestro blog de minicunas.