¡Qué mejor manera de conocer México a través de sus pueblos! México es un país rico en naturaleza, gastronomía, cultura e historia. Ofrece un turismo tanto relajado como de ambiente para disfrutar en familia, amigos y en pareja.

Por: Karla López

Cuando se trata de destinos turísticos, México es una potencia mundial. A lo largo y ancho de su territorio se extienden pueblos tradicionales, ciudades coloniales, urbes modernas y maravillas naturales como sierras, montañas, valles, bosques y cañones, entre muchas otras.
Morelia, una bella ciudad michoacana, es uno de los principales destinos mágicos del país. Se trata de un verdadero paraíso para los amantes de la arquitectura colonial, la gastronomía mexicana y, en particular, de los dulces típicos. Los dulces morelianos son reconocidos a nivel nacional por su colorido y sus variados sabores.
Visitar Morelia es mayo es una buena idea; a finales de este mes se lleva a cabo el festival gastronómico Morelia en Boca, una gran oportunidad para degustar cocina tradicional, asistir a talleres, demostraciones de chefs nacionales e internacionales, conferencias y otras actividades.
Además de asistir a este evento, los visitantes pueden recorrer las bellas calles empedradas de la ciudad, admirar sus quioscos, plazas, iglesias, palacios y su monumental acueducto. ¿Y qué mejor para coronar el día que un exquisito platillo moreliano? Las cocinas tradicionales ofrecen manjares con influencia purépecha, como los tamales locales –o corundas–, el churipo y las atapakuas.
Por supuesto, no se debe dejar de visitar el Museo del Dulce, ubicado sobre la calle Madero, donde es posible degustar los tradicionales ates, jaleas, cajeta, morelianas, cocadas, rollos de guayaba, jamoncillos… la lista es larga.


Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.