Muchas veces, tenemos muebles en casa en el trastero con ganas de darle un toque original, un efecto decorativo diferente. La técnica del estarcido permite cambiar la estética de tus muebles aportándole colorido y elegancia.

Por: Bob Ramírez

Si queremos personalizar y embellecer los muebles para tu hogar puedes hacerlo muy sencillo gracias a la técnica del estarcido. Todo lo que necesitas para tu propio diseño de muebles son las plantillas, pinceles, pinturas, barniz, cutter, plato para mezclar las pinturas y guantes.

En las tiendas especializadas en manualidades y bricolaje se encuentra un sinfín de plantillas realizadas en acetato, para estarcir diferentes motivos en paredes, muebles, telas, azulejos o cerámica. Pero si quiere usted tener un diseño de mueble original puede hacer sus propias plantillas. Las plantillas se pueden hacer de papel vegetal o láminas de acetato.

Una vez elegido un motivo decorativo como frutas, flores u hojas, eso depende de su propia imaginación, se traspasa con calco, de la manera más precisa posible, al papel vegetal o al acetato. Es importante que las diferentes partes vaciadas de las plantillas estén bien delimitadas. Los distintos elementos del motivo deben estar lo suficientemente separados como para que no se mezclen los colores. Entre ellos no debe quedar una tira de papel vegetal o acetato de menos de 5 mm de ancho, de lo contrario, se podría romper la plantilla y estropear el dibujo. Con un cutter se recortan las distintas partes del dibujo, intentando no dejar rebajas.

Nunca se debe aplicar el estarcido sobre muebles pintados o barnizados. Antes hay que decapar bien la superficie con un decapante. Es aconsejable usar guantes, para evitar quemaduras. Se aclara el decapante con agua con jabón, se deja secar o lo secamos con un secador y se lija suavemente la superficie con papel de grano fin de triple cero.

Ya podemos colocar la plantilla, para eso podemos usar la cinta adhesiva o un adhesivo en spray, que permite levantar y volver a pegar. Para que se adhiera bien a la superficie podemos pasar un rodillo por encima. Para decorar los muebles de madera, la pintura más apropiada es la acrílica, mejor esmalte, que es más resistente. Se puede comprar en pequeños botecitos, especialmente preparados para esta técnica, pero por supuesto que sirven los colores que ya tenemos en casa.

Los colores se preparan en un plato, haciendo mezclas necesarias hasta obtener los tonos deseados. Se aplican los colores sobre la madera, cargando poca pintura en el pincel de estarcir y dando pequeños golpes sobre la plantilla. La plantilla hay que retirar con cuidado antes que se seque por completo la pintura. Una vez seca la pintura aplicamos el barniz para cuadros, para dar más resistencia al dibujo. Terminamos aplicando barniz o goma laca, para conseguir un aspecto brillante o una cera incolora, para tono más natural.

Las últimas tendencias en decoraciones de los muebles pintados han hecho muy populares los motivos florales y campestres, que son muy sencillos de hacer. Este tipo de estarcido queda muy bien sobre los muebles rústicos o de madera natural como el pino o abeto. El estarcido resulta ser una técnica estupenda que personaliza los muebles para tu hogar dándoles alegría y colorido.