Múltiples Tipos de Ropa Interior Masculina

 Acá hay determinados lineamientos generales.

Ante todo, el componente estilístico más beneficioso al punto de escoger ropa interior se encuentra asociado al empleo el cual se le irá a brindar. Es decir, la situación marca un diseño apropiado. Eso significa que la ropa interior tiene que conjuntar con la vestimenta a la luz, la que depende de la labor a llevar a cabo. De la misma manera que hay indumentaria apta para cada tarea, la ropa interior masculina se elabora, al mismo tiempo, de acuerdo a los sucesos sociales y las tareas del día a día.

El siguiente aspecto a tener en cuenta es la facilidad. De nada ayuda un atuendo interesante si resulta fastidioso. El uso el cual se le piensa brindar y la simplicidad han encaminado a que las múltiples casas de ropa interior masculina coincidieran en tres estilos específicos de diseño y sus distintas mezclas intermedias: Bóxer, Slip y Tanga.

Bóxer - Su apelativo viene de "boxeadores", ya que su estilo proviene de la ropa que emplean aquellos jugadores. A inicios del siglo Veinte, los boxeadores empleaban pantaloncillos de piel. Sin embargo las nuevas tecnologías permitieron desde aquel tiempo el empleo de materiales elásticos en torno a la cintura; y de ese modo vinieron al mundo los calzoncillos bóxer. Se trata de, por esa razón, una indumentaria relativamente moderna. El bóxer típico cuenta con un corte, llamado bragueta, con el propósito de poder orinar sin necesidad de quitarse la ropa.

Slip - Al mismo tiempo conocido como Trusa, es similar a las bragas (blúmers o panties) para mujeres. Bastante antes que las mujeres (cientos de años antes), los chicos ya empleaban ese tipo de ropa interior. Se ve más pequeño que el bóxer, y carece de perneras. Igualmente se halla más ajustado que el bóxer, lo que lo transforma en una prenda idónea de cara a la labor física intensa, pues sirve para salvarse de los traumatismos. Podría o no disponer de bragueta.

Tanga - Comprende la versión actual del taparrabos indígena. Cubre los genitales, pero deja las posaderas al desnudo. Se necesita tener bastante acondicionamiento a modo de utilizar esta prenda sin caer en el absurdo. Se denomina thong en inglés. El instante en que la porción postrera de la tanga se restringe a un simple tiento, se suele llamarle hilo dental (G-string).

Aparte de los 3 tipos básicos, en cada tienda de ropa interior masculina se podrían descubrir combinaciones de esos. De esa manera, un calzoncillo bóxer ceñido mezcla el uso del calzoncillo tradicional con la elasticidad del slip, lo cual repercute en un atuendo a la vez muy masculino y conveniente. Se puede destinar tanto a fin de realizar ejercicio como para un acercamiento íntimo.

 Otra variación de la tanga es el suspensor, asimismo conocido como suspensorio. El diseño más habitual tiene una amplia tira elástica en la cintura y un par de tiras, al mismo tiempo elásticas, que cruzan por abajo de las nalgas. Su invención se presentó aparejada a la invención de la bicicleta; en sus inicios, el suspensorio arribó a las tiendas de venta de ropa interior masculina como indumentaria para montar en bici. En inglés, la palabra "tira" se conoce como "strap," y "jinete" se traslada como "jockey"; dando origen a la contracción "jockstrap" con la cual se llama a esta indumentaria en los países anglosajones.