Si deseas conseguir la libertad financiera, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Debes mantenerte alerta todo el tiempo sobre oportunidades financieras y de negocio, donde invertir, donde participar, donde crear, donde comprar, donde actuar.

Por: Jhon E. Bueno

Si deseas conseguir la libertad financiera, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Debes mantenerte alerta todo el tiempo sobre oportunidades financieras y de negocio, donde invertir, donde participar, donde crear, donde comprar, donde actuar. El cuando no lo debes cuestionar, porque debe de ser inmediato. Lo importante es donde actuar, y para encontrarlo deberás desarrollar tu sensibilidad para encontrar las oportunidades.

Si te dedicas a esperar a que logres o alcances, esto o aquello, entes de emprender tu negocio que te llevará a la libertad financiera, te quedarás esperando indefinidamente, porque no existe un momento ideal o una preparación ideal, y solo acción te dará el camino para ir desarrollando tu emprendimiento y posterior libertad financiera. No te quedes esperando y actúa ya mismo.

Si te pones a analizar que en cada segundo salen cientos de emprendimientos nuevos, ideas, proyectos, soluciones de servicio y de atención de clientes, no te demoraría más en iniciar tu propio proyecto que ye lleve en un mañana a tu libertad financiera. No necesitas a tener la idea o proyecto totalmente configurados para actuar al respecto, y recuerda que lo mejor es enemigo de lo bueno, para hacer referencia a que no esperes a tener el ideal para disfrutar de lo que tienes.

Muchas ideas se truncan y se quedan el sueño, porque no se realizan y se quedan esperando a que llegue el momento oportuno de realizarse. La verdad es que si no pones las ideas a funcionar, otros lo harán, y te lo están demostrando todos los días y en cada segundo. Una característica del proveedor de servicio y soluciones actual, por lo general jóvenes irreverentes, es que actúan rápido y no dan espera a demasiados análisis, a veces injustificados. En algunos proyectos acertarás de inmediato y en otros no lo harás, pero el valor de intentarlo es lo que cuenta.

Una sociedad tan vertiginosa como la actual, exige profesionales vertiginosos que arriesguen y crean en sus pasiones por encima de todo. En la era actual la velocidad es lo que prima sobre otros aspectos, y debes prepararte para esta agilidad y vértigo permanente, que aplica para todo en la vida, las decisiones, los resultados, los emprendimientos, y la libertad financiera. Eso si, toma tus recaudos suficientes para no invertir demasiado en los nuevos proyectos, sino lo necesario para que se pueda prestar el servicio sin sacrificar mucho, y paulatinamente le irás inyectando recursos en la medida en que el éxito se alcance. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Aplica el Concepto de la Libertad Financiera