Hoy en día cada vez es más difícil pagar las deudas de tarjetas, Y es que quien no ha dejado de hacer y comprar cosas que sea por pagarlas, hasta ha empeñado o puesto en venta esas adquisidores que con tanto esfuerzo te han costado

Por: Wilderson Ramirez

Hoy en día cada vez es más difícil pagar las deudas de tarjetas, Y es que quien no ha dejado de hacer y comprar cosas que sea por pagarlas, hasta ha empeñado o puesto en venta esas adquisidores que con tanto esfuerzo te han costado.
Aun así es clave tener un plan para poder pagar las deudas de tarjetas que te aquejan y asegurarte que tu dinero no se gaste ociosamente o que esa deuda se vuelva eterna, sigue los consejos que a continuación te dejamos para que pagues las deudas...
Cero sentimientos de culpa: La deudas de tarjetas es la pesadilla de muchas familias. Si te atormenta la deuda, podrías dejar de dar los pasos necesarios para salir de ella. Puedes alcanzar otras metas financieras, como ahorrar para comprar una casa o un auto, o tener un bebé.
Usa una sola tarjeta: Al igual que es una tentación y desperdicio dividir tu dinero en cinco cuentas deberás hacer lo mismo con las tarjetas que cargas. Pon sólo una tarjeta en tu billetera, preferiblemente la que tenga las tasas de interés y las condiciones de pago más ventajosas — y deja las demás en casa o, mejor aún, devuélvelas…
Tarjeta de débito: Si echas mano de la tarjeta cuando te falta dinero, acostúmbrate a usar la tarjeta de débito (ligada a tu cuenta corriente o de cheques). Evitarás acumular deuda en la tarjeta de crédito, no recibirás facturas mensuales y el dinero saldrá directamente de tu cuenta corriente, por lo que lo más seguro es que lo pensarás dos veces antes de comprar algo.
Sé puntual: Si pagas con retraso tu cuota mensual la compañía de crédito te cobrará un sobrecargo. Si tienes tarjetas de crédito y pagas con te cobrarán con sobrecargo también y podrías hasta pagar más de 180 dólares más al año.
Consigue una tarjeta con un interés más bajo: Son muchos los expertos los que aconsejan que llames a tu compañía de crédito y les digas que quieres cancelar tu tarjeta para transferir tu balance a otra tarjeta con un interés más bajo. A veces, tu compañía prefiere reducir tu tasa de interés antes que perderte como cliente, pero esta estrategia no es del todo segura y sólo funciona si tienes un buen historial como cliente.


deudas de tarjetas