México es uno de los países más ricos en cultura y diversidad, también es una expansion territorial llena de tradiciones con arquitectura que impactará tu sentido de la vista.

Por: Karla López

Al visitar Oaxaca, hay dos cosas que no debes dejar de hacer: probar sus exquisitos platillos típicos y comprar artesanías. Pero, ¿qué artesanías comprar y en dónde? Aquí te mencionamos tres de las más representativas de la cultura oaxaqueña –y de la cultura de México en general–.
Alebrijes. Estas coloridas piezas, que representan figuras imaginarias, están elaboradas con una estructura de alambre y diferentes tipos de papel; se pintan con colores alegres y se barnizan. Algunos alebrijes están hechos con madera tallada. Puedes encontrarlos principalmente en dos poblados: San Martín Tilcajete, situado 29 kilómetros al sur de la Ciudad de Oaxaca, y San Antonio Arrazola, a unos 10 kilómetros de distancia de la capital. El costo de cada figura varía dependiendo de su complejidad.
Figuras de barro negro. Las piezas caladas de barro negro son originarias de San Bartolo Coyotepec, una comunidad ubicada a 8 kilómetros de la capital de Oaxaca. Se elaboran manualmente y se cuecen en un horno bajo tierra. Encontrarás ollas, cántaros, ánforas para mezcal, máscaras, bases para lámparas de buró, figuras de animales y otros adornos.
Tapetes de lana. A unos cuantos minutos de la capital oaxaqueña se ubica Teotitlán del Valle, pueblo famoso por la elaboración de tapetes e hilados de lana. Aquí, podrás acceder a los talleres de los artesanos y contemplar la ancestral técnica de hilado. También conocerás cómo se pintan los tapetes, con tintes naturales provenientes de vegetales e insectos. ¡No olvides llevarte unos cuantos para adornar tu sala!


Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.