El presente artículo no es un análisis de teorías, sino la exposición informativa de las mismas, que tratan de explicar el origen del hombre en América.

Se escribe con el objetivo de ayudar a los estudiantes en el área básica; de ahí, que si el lector es experto en el tema y desea profundizar, tendrá que consultar otras fuentes.


Realizar un estudio sobre las diversas hipótesis e incluso teorías expuestas por los investigadores, resulta complejo, por cuanto, tendría que estudiarse muchas áreas de la ciencia, para luego, estar en capacidad de emitir juicios basados en la antropología, genética, paleontología, lingüística, entre otros campos del saber.


Al finalizar, expondré algunas conclusiones, que no necesariamente pueden considerarse universales, pero que orientan el criterio individual.


Hasta el siglo XIX, se aceptaban algunas explicaciones que indicaban que los indígenas (llamados así, por un error), son sobrevivientes del diluvio universal y que procedían de Sem, un descendiente de Noé. Posteriormente, las hipótesis giraban en torno a que fueron fenicios o cartagineses quienes llegaron a costas americanas. También se especulaba incluso, que los egipcios pudieron ser sus antepasados, esto último basado en la construcción de las pirámides (egipcios) y las semejanzas existentes en las construcciones indígenas (Tikal, Copán, Tazumal, Machu Picchu).


Durante el siglo XX dio inicio el proceso de investigación con criterio científico, exponiendo teorías con el objetivo de dar una explicación razonable sobre el origen del hombre americano. Se resumirá cada una de ellas, sin entrar en detalle de argumentos científicos que fundamenten la teoría, como tampoco, los que refuten; tal como a continuación se expone.


I.- Autoctonismo. Esta fue expuesta por un paleontólogo argentino, Florentino Ameghino. Según este científico, la aparición del hombre se origino en América. Basó sus afirmaciones en restos fósiles encontrados en la Pampa (Argentina). Esta hipótesis está totalmente descartada por varias razones, siendo la principal, que todos los fósiles encontrados en América pertenecen al hombre actual.


II.- Teoría del Origen Único o Unidad Racial. Su expositor, Ales Hrdlicka (Joerlichca) un antropólogo checoslovaco, nacionalizado en Estados Unidos de Norte América. Nacido en el año 1869 y fallecido en 1943. Sus estudios indican que el tipo racial de los indios es “amerindio”, por ser descendientes de mongoles provenientes de Asia, quienes utilizaron el Estrecho de Bering, como puente, durante las glaciaciones, sin utilizar ningún tipo de embarcación. Siendo la primera entrada hace unos 25,000 años.
Si bien es cierto, esta teoría tuvo gran aceptación, también se le rechazan algunos aspectos relacionados con el tiempo y sobre el origen mongoloide. Debido a que se han encontrado restos de vida en América, que datan de más 40,000 años; y por otra parte, en esa fecha los mongoles actuales no existían, sin embargo, las críticas no niegan el origen mongoloide, porque se afirma que los que cruzaron el puente natural descrito anteriormente, son originarios de los mongoloides antepasados.
La inconsistencia de la teoría, tiene que ver con las afirmaciones de su expositor, quien dice que las diferencias de los indios son el resultado de variaciones biológicas y el medio geográfico en que establecieron sus asentamientos; de ahí, que no se puede afirmar que el hombre americano tenga un origen racial único.


III.- Teoría australiana. Su expositor, el portugués, Antonio Méndez Correa. Según sus explicaciones los australianos llegaron a América, a través de la Antártida, para ello utilizaron pequeñas balsas que les llevaron a Tasmania (estado de Australia), luego pasaron a la Antártida; aprovechando una época de clima favorable (optimun climaticum – hace unos 6000 años este territorio no tenía hielo y gozaba de un clima bonancible – encuentran restos de flora y fauna de clima templado, según lo confirman estudios científicos realizados en el año 1958); luego de muchos siglos de recorrido, llegaron al Cabo de Hornos en la Tierra de Fuego, poblando luego, la Patagonia (Argentina). No existen pruebas arqueológicas que la comprueben.


IV.- Teoría de la Isla de Pascua. Expuesta en el año 1933 por Georges Montandon, médico y antropólogo (supuestamente francés de origen suizo), quien plantea que el punto de partida del poblamiento de América es la Isla de Pascua (localizada entre las costas de Perú, Chile y la Polinesia), según él, los polinesios llevaron esclavos australianos a dicha isla a construir gigantescas estatuas – moais – y de ahí surgió la ruta que permitió el poblamiento en Suramérica. Se basa en las semejanzas que existen entre indios suramericanos con los polinesios y australianos. Se pone en tela de juicio el viaje desde esa isla, lo mismo que la esclavitud de los australianos.


V.- Teoría del Origen Múltiple, Multirracial u Oceánica. Expuesta por el médico y etnólogo Paul Rivet, de origen francés. Según él, América fue poblada por grupos raciales distintos.
a) Del archipiélago de la Polinesia. Este grupo pasando de isla en isla, llegó por el Océano Pacífico, poblando Centro y Sur América.
b) Mongoles y esquimales. Procedentes de Asia, llegaron a América atravesando el Estrecho de Bering, formaron algunos pueblos en América del Norte.
c) Australia. Se basa específicamente en estudios sobre lingüística, costumbres y semejanzas físicas entre malayo – polinésicos, con los indios que poblaron desde California hasta Brasil. Ahora bien, el expositor de la teoría, no explicó sobre la ruta marítima que dio lugar a este poblamiento.
d) Melanesia. Llegaron por el Océano desde el archipiélago de la Melanesia.
Esta teoría es de las más aceptadas y consistentes. Las investigaciones posteriores indican el parentesco entre los cuatro grupos y los pobladores de América. Asimismo ha quedado demostrada la posibilidad de migraciones marítimas, gracias a las expediciones de Heyerdahl.


VI.- Teoría de los Siete Grupos Raciales o Polirracial. Expuesta por José Imbelloni, antropólogo argentino; plantea que hubo siete grupos raciales que poblaron América, siendo los siguientes: esquimales de Siberia, mongoloides, australianos, indonesios, tasmanianos, melanesios, Protoindonesios. Según su expositor estos originaron diez grupos raciales en América. Su inconsistencia, se debe a que según Imbelloni, los melanesios y australianos recorrieron por tierra hasta el Estrecho de Bering y luego, desde el norte hasta el extremo sur de América.


VII.- Teoría de la Doble Inmigración. Su expositor, el norteamericano, Joseph Birdsell. Rechaza las teorías que dicen que los melanesios y polinesios poblaron América. Se basa en la genética, pero no toma en cuenta las semejanzas culturales y lingüísticas (que sí existen entre habitantes de Polinesia, Melanesia y Australia). Para él, el hombre americano es el resultado del mestizaje, ocurrido en una doble inmigración asiática. El tronco racial blanco (caucásico) emigra hasta el río Amur (norte de Asia), y les llama, amurianos; de estos se derivan los grupos mongoloides, primitivos habitantes de Japón y un tercer, que llama, murrayanos, debido a que llegaron hasta el río Murray (Australia). Así las cosas para Birdsell hubo dos oleadas migratorias; mongoles y amurianos los primeros; murrayanos, los segundos. No dice por donde tuvieron lugar estos procesos de poblamiento, pero se deduce que se produjeron por el Estrecho de Bering.

Expediciones Thor Heyerdahl


I.- Kon – Tiki (divinidad solar polinesia)
Tratando de probar lo contrario a Paul Rivet, Thor Heyerdahl, antropólogo noruego, en el año 1947, cruzó junto con otras seis personas, el Océano Pacífico en una balsa primitiva, denominada Kon – Tiki. El objetivo probar que los indios (americanos) poblaron la Polinesia. Este intrépido viaje duró dos meses.


II.- Ra (principal divinidad de los antiguos egipcios)
Thor Heyerdahl considera que existe posibilidad de un poblamiento egipcio en América. A fin de probarlo, en el año 1969, hizo construir a ribera del río Nilo, una embarcación que reprodujera lo mejor posible las embarcaciones egipcias, para ello usaron tallo de papiro y una vela. La llamó Ra. Junto con otros seis compañeros de nacionalidades diferentes, inicia la expedición que zarpó de Egipto, cruzando el mar Mediterráneo, hasta llegar al Océano Atlántico, fracasando debido a una fuerte tempestad.


III.- Ra II
En el año 1970 el mismo antropólogo, repite el viaje. Esta vez, construyen una embarcación, al igual que la anterior de papiro, pero tejida por los indios del lago Titicaca. Estos indios usan embarcaciones que tienen nudos y otros detalles similares a las antiguas embarcaciones egipcias. Esta vez, ocho personas inician la expedición. Con éxito, porque en 57 días, logran llegar a la capital de la isla Barbados (Bridgetown). Demostrando así, que estos viajes se pueden realizar en este tipo de embarcaciones.
Si bien es cierto, las expediciones Ra, no demuestran que América haya sido poblada por los egipcios (cuando ellos existían, América ya estaba poblada), plantean la posibilidad de que egipcios hayan llegado y contribuido con las construcciones y ciencias de indios en México.


Conclusiones
Podemos afirmar que el hombre americano no es autóctono; asimismo, América, inició su poblamiento, mucho después que África, Asia y Europa. Los americanos tienen un origen multirracial y la ruta más acertada de las oleadas migratorias, resulta ser el Estrecho de Bering. Según restos antiguos América empezó a poblarse hace unos 40,000 años.

Que las consideraciones anteriormente planteadas sean de utilidad en sus investigaciones escolares; nunca olvide que estudiar, entre otras cosas, significa comparar.
Lic. Jaime Noé Villalta Umaña
Prof. y Abg.