Gracias a muchos estudios realizados se ha podido llegar a la conclusión de que el ozono es un gas que purifica tanto el aire como el agua, por ello es tan importante la conservación de la capa de ozono que nos rodea.

Por: Natalia Villa

Pues estas cualidades han sido aplicadas a la vida diaria de las personas y cada vez es más habitual ver un ozonizador en las casas.


En este caso vamos a hablar de los generadores de ozono especialmente diseñados para purificar el agua que sale de grifos de nuestro hogar o nuestro lugar de trabajo.
Los aparatos pueden ser de muchas formas, desde un aplique que se pone en un solo grifo u otro más potente que se pone en la entrada de agua general a la casa o bien un depósito que va acumulando agua ozonizada para luego ir usando de ahí.


El agua que entra en nuestras casas normalmente no es potable porque contienen mucho cloro, cal o simplemente contiene bacterias. Al beberla notamos ese sabor u olor característico del cloro y optamos por no tomarla pero a la hora de lavar las verduras o a la hora de cocinar con el agua que sale directamente del grifo no nos damos cuenta de que no es pura y que puede contener millones de microorganismos que pueden afectar a nuestra salud.


Cuando utilizamos agua ozonizada, estamos seguros de que usamos agua pura, agua sin contaminantes ni químicos ni biológicos.


Rutinas diarias como la de la higiene diaria o incluso la bucal se convierten en reparadoras porque el agua ozonizada por ejemplo es muy eficaz contra la caries ya que elimina los gérmenes que la produce. En cuanto a la piel porque las erupciones, espinillas o caspas vienen causadas por diferentes bacterias u hongos y al utilizar esta agua tratada eliminamos la existencia de estos gérmenes por completo y al poco tiempo notamos la mejoría.

Si quieres conseguir una alimentación sana en tu hogar, te animamos a que visites la tienda online especializada en ozonizadores domésticos.