Los generadores de ozono portátiles nos permiten sacarlos de casa y también moverlos dentro de ella para eliminar malos olores inesperados, como podría ser quitar el olor a tabaco.

Por: Natalia Villa

 Los generadores de ozono son de uso e instalación muy fáciles. Ello los convierte en unos aparatos ideales para llevar con nosotros en desplazamientos de fin de semana o durante las vacaciones. Algunos modelos también son perfectos para utilizar en distintos puntos de la casa.

Lo ideal sería tener varios aparatos y no tener que moverlos del sitio, pero no siempre es posible ni necesario, por lo que vamos a ver las posibilidades móviles de los equipos generadores de ozono.

Sin duda, la sencilla instalación y el diseño compacto son dos importantes ventajas de los equipos generadores de ozono para el hogar. Una doble característica que nos facilita su movilidad.

Hay dispositivos que tienen vocación móvil. Es decir, están diseñados precisamente para poder moverse a placer y, de hecho, suelen alimentarse con pilas. Hablamos, por ejemplo, de los ozonizadores de nevera, de los bolígrafos generadores de ozono, de los ozonizadores de cepillos de dientes o de los mini ozonizadores de aire con temporizador.

Estos últimos aparatos, por ejemplo, nos permiten sacarlos de casa y también moverlos dentro de ella para eliminar malos olores inesperados, como podría ser quitar el olor a tabaco. Su uso en distintos lugares del hogar puede ser interesante si existen necesidades temporales o sobrevenidas.

Otros son tan útiles, tan fáciles de trasladar y se hacen tan necesarios que suelen ir con nosotros en pequeños viajes, como los esterilizadores de biberones o chupetes o los adaptables al grifo, tan prácticos para la desinfección de frutas y verduras. Sin duda, la salud bien vale llevarlos con nosotros.

En un tercer grupo incluiremos aquellos ozonificadores que por su instalación básica, consistente en son perfectos si los necesitamos en una segunda residencia durante una temporada. Hablamos de los purificadores de aire doméstico o de los generadores de ozono de agua y aire, bien se trate de aparatos compactos que pesan unos pocos kilos como de los pequeños ozonizadores de agua adaptables a la bañera o al grifo.

Los menos son los que incluímos en este último grupo, el de los depósitos de agua que alimentan lavadoras o lavavajillas y algunos otros realizados a la medida para responder a necesidades domésticas especiales.
En caso de mudanzas, se recomienda volver a asesorarnos si queremos trasladar un equipo generador de ozono que hemos adquirido aconsejados por expertos en función de unas circunstancias concretas.
 Infórmate de más aplicaciones del ozono en la eliminación de olores en esta web