Los problemas auditivos en la infancia deben solucionarse con la mayor brevedad posible. Lo ideal es acudir a un profesional que te ayude a identificar el origen del problema y aplique los tratamientos adecuados

Por: Mario Uno

No queríamos dejar escapar la oportunidad de ayudarte en cierto modo a saber si su hijo tiene problemas de audición. Como ya le contamos en anteriores artículos, por norma general, los problemas de audición vienen dados por una avanzada edad o estar expuestos a ruídos fuertes, pero cabe destacar que hay bebés y niños que ya presentan problemas de audición y estos son mas difíciles de detectar, ya que su bebé no le va decir que escucha mal.

A continuación te contamos algunos de los principales problemas auditivos que pueden tener recién nacidos y niños con menos de 5 o 6 años:
Bebés prematuros: cuando un niño nace antes de tiempo de forma prematura, la posibilidad de que sufra problemas de audición, es mucho mas alta que bebés nacidos en tiempo. Esto no quiere decir que los bebés prematuros tengan que sufrir problemas de audición.

Bebés de poco peso: se han dado un gran número de casos de bebés con problemas de audición que al nacer pesan menos de 1,8 o 2kg.

Enfermedades: al ser personas recién nacidas, sus defensas vitales no son tan fuertes como las de un adulto. Es por ello, que es más fácil que enfermedades como la varicela, rubeola o meningitis, las padezcan nuestros bebés. Este tipo de enfermedades, son una de las principales causas de pérdida de audición en niños.

En resumen, dado que su bebé aún no sabe comunicarse, es importante acudir a centros auditivos especializados, sobre todo si nuestro hijo a sufrido alguna de estas enfermedades o si ha nacido antes de tiempo o con poco peso.


Percatarse de la pérdida de audición de su bebé o niño a tiempo, le ayudará a que el problema no se agrande con el paso de los meses o años y recuerde que en caso de tener que necesitar un audífono, existen subvenciones para audífonos que harán que la compra le salga mucho mas barata.