La ropa interior masculina apretada puede producir problemas de salud al elevar la temperatura de los genitales este artículo explica porqué.

Por: Asunta Garcia

PROBLEMAS DE SALUD PRODUCIDOS POR LA ROPA INTERIOR MASCULINA APRETADA

    Todos los hombres han aprendido una cosa de las mujeres: que nos quieren ver sexy como nosotros a ellas, atentos e estilosos hasta en la elección de la ropa interior masculina. Si buscas aventuras calientes, ponerte un calzoncillo de tejido blanco o colorado con cuadritos al estilo “escocés”, largo y ancho, no te brindará mucha suerte: con gran dolor hay que aceptar que cómodo no es sexy si se habla de indumentos íntimos.

    Y así triunfa el mercado de ropa interior para caballero muy apretada, que ponga en evidencia las formas de nuestras partes más íntimas. No cabe a duda que, por lo menos en el mundo occidental, la mayoría de los hombres lleven puesto un slip o un bóxer, hecho de algún tejido elástico que dé ese efecto apretado que nos hace sentir un poco más atléticos y quizás marca más también nuestra parte más masculina regalando la ilusión de que de repente somos más “machos” que ayer. Desde la ropa interior enorme de nuestros tatarabuelos que tenían que desnudarse tan solo si tenían que hacer pipí, pasando por líneas más dulces y cómodas, hemos llegado hoy en día a slip y bóxer de lycra, con formas, tamaños, aberturas, colores, diseños, ajustes y formas de adaptarse al cuerpo distintas.

    Uno de los signos más inequivocables de la llegada de una igualdad sexual parece ser sin lugar a duda la ropa interior masculina que hoy en día ya no es “lo que se usa para proteger y sujetar las partes íntimas” sino un accesorio en el que hay que fijarse bien, eligiéndolo según nuestros cuerpos y combinándolo con la ropa que le pondremos por encima, asuntos que hace unos años se consideraban completamente mujeriles.

    Cuando nos encontramos con una gran variedad y oferta de ropa interior masculina pero, también tenemos que pensar a la salud. Sin embargo esa moda tiene sus críticos entre algunos médicos que consideran dañino el uso de ropa interior apretada para el hombre. Urólogos de varios países de hecho han escrito artículos que denuncian esa moda como peligrosa, según algunos estudios y pruebas, parece que la ropa interior ajustada causa aumentos de temperatura en la zona de los testículos que dañan el semen disminuyendo el número de espermatozoides.

    Eso es un asunto serio, porque calidades o cantidades escasas de espermatozoides limitan las posibilidades para un hombre de tener un hijo. Non obstante esas críticas parecen tener sentido, cuando las teorías se han llevado a la práctica y se han hecho pruebas de laboratorio, las temperaturas se han revelado si más altas en los testículos de hombres que llevaban ropa interior apretada, pero esa diferencia no resultó bastante grande para pensar que pueda seriamente comprometer la reproducción. A la conclusión de que entre esterilidad masculina y ropa interior apretada no hay conexión directa han llegado por ejemplo un estudio hecho en Estados Unidos y publicado para la revista especializada en el tema, el “Journal of Urology” y otro hecho en Italia en el “Instituto Farmacológico Mario Negri di Milano”, los dos a finales de los años 90.

    Aunque si las temperaturas en las zonas intimas de los hombres que usan ropa interior apretada no afecta la cuenta de los espermatozoides, sin duda la temperatura es bastante alta para crear, gracias también a las fibras sintéticas usadas que no dejan transpirar la piel, las condiciones ideales para la reproducción de organismos que pueden causar molestias o problemas más graves. Ese ambiente húmedo y caliente de hecho es el hogar favorito de bacterias que pueden provocarnos inflamaciones a la vejiga, como la cistitis y también infecciones como la candidiasis, que aunque si empieza como un molesto hongo, con el tiempo y sin ser curada puede extenderse y tener consecuencias peores. Entonces, si queremos evitar esos problemas, y además como el asunto de la esterilidad todavía no parece solucionado completamente porque todavía hay médicos que afirman que sí, la ropa interior masculina apretada influye en el número de espermatozoides (y como sabemos la ciencia se adelanta entre pruebas, errores y revisiones) ¡mejor tomar unas precauciones mientras ellos se decidan de una vez!

    En primer lugar cuidar la higiene íntima, siempre, y cuando nos encontramos delante una buena oferta de ropa interior masculina, por precio y variedad, y no queremos renunciar el estilo y a la sensualidad que nos brinda un calzoncillo apretado, elegimos los que están hechos con tejidos naturales que dejen respirar nuestra piel.

    Compramos también algo de ropa interior cómoda, algún bóxer ancho y largo, para llevarlos cuando estamos en casa, si vamos a hacer deporte, o si salimos a tomar algo con los amigos y no tenemos pensado ligar y terminar la noche desnudándonos delante de alguien, o si vamos a estar mucha horas sentados. Como nos recuerda el Doctor Amos Grunebaum, experto estadounidense en el campo de la fertilidad, es obvio que usar ropa interior cómoda y ancha por debajo de pantalones muy apretados no tiene sentido y es igual de dañino...

    Ya vemos que es fácil acordarse de esas pequeñas "medidas de seguridad" adaptando nuestra ropa interior masculina a la situación, sin renunciar a la estética pero sin olvidarnos tampoco de la salud y de la comodidad.



Autores: www.Dugg.com.au - Expertos en Marcas y Diseños de Ropa Interior Masculina