Artículo dedicado a la información sobre la enfermedad celíaca. Repaso de las especificaciones de la enfermedad así como de los productos en los que los enfermos deben tomar precauciones.

Por: Alejandro Moran

La enfermedad celíaca, o intolerancia al gluten, es una enfermedad cada vez más extendida que se caracteriza por la inflamación crónica de una zona cercana al intestino delgado causada por la exposición a una proteína llamada gliadina, que es parte componente del gluten.

Esta proteína vegetal, presente en cereales como el trigo, la cebada, el kamut, la espelta, el centeno e incluso la avena, modifica el sistema inmune de la persona afectada, produciendo una reacción cruzada que ataca al intestino delgado.

La longitud de las vellosidades presentes en el intestino es muy importante ya que estas funcionan como si de raíces microscópicas se trataran, absorbiendo los nutrientes de los alimentos, y al menguar su tamaño, disminuye también la capacidad de absorberlos.

En cuanto a los síntomas, aparte de diarrea, sensación de molestia estomacal, dolores abdominales y otras reacciones físicas, la inflamación y pérdida de vellosidad, impide la correcta absorción por parte del intestino de los nutrientes contenidos en los alimentos, siendo muy peligrosa en intolerancias graves por el riesgo del paciente de sufrir desnutrición. Es por ello, de vital importancia el diagnóstico temprano de la enfermedad, por las graves consecuencias que puede provocar en el correcto desarrollo de los afectados de corta edad.

Desgraciadamente no existe cura para la celiaquía a día de hoy, y la única manera de prevenir y evitar el desarrollo de la enfermedad es la ingesta de productos sin gluten.

El afectado deberá someterse a una estricta dieta en la que estarán prohibidos los siguientes alimentos:
• Pan y harinas de trigo, avena, centeno o cebada.
• Todo tipo de pastas italianas, galletas, bollos, bizcochos o pastelería elaborada con las harinas citadas.
• La gran mayoría de chocolates (si no se expresa lo contrario).
• Cerveza y otras bebidas preparadas a partir de cebada, malta o agua de cebada.

Deberán observar especial precaución, y solo ingerirlos si el fabricante asegura expresamente la inexistencia de gluten, con los siguientes alimentos:

• Charcutería (mortadela, salchichas, pasteles de carne, etc.)
• Quesos fundidos y en láminas.
• Patés y conservas.
• Dulces, caramelos, turrones y mazapanes.

Afortunadamente, existen en el mercado gran cantidad de productos sin gluten.
 Para Más Información, consulte nuestra sección especializada en productos sin gluten.

Grupo Cárnico Morán