Adquirir un purificador de aire doméstico es una decisión que rara vez se lamenta. Muy al contrario, desde su primer uso la satisfacción viene inevitablemente unida al brillante resultado que consigue en desinfección y desodorización del aire, para el logro de una calidad ambiental inigualable.

Por: Natalia Villa

 Adquirir un purificador de aire doméstico es una decisión que rara vez se lamenta. Muy al contrario, desde su primer uso la satisfacción viene inevitablemente unida al brillante resultado que consigue en desinfección y desodorización del aire, para el logro de una calidad ambiental inigualable.

La combinación de tecnologías en un mismo equipo es la clave para conseguir su gran eficacia, cuyo resultado se agradece tanto por ser saludable como por su poder desodorizador y desinfectante. No en vano, la calidad ambiental se ha de medir no sólo por una mera sensación de confort y bienestar, sino también por tratarse de un ambiente saludable.

Ambos logros son superados con creces por el purificador de aire doméstico. Gracias a los filtros Hepa y de carbón activado, al ionizador y a las tecnologías del ozono y de los rayos ultravioleta se ataca la suciedad ambiental desde todos los frentes posibles, brindando una atmósfera limpia, higienizada hasta eliminar agentes patógenos de todo tipo, ya se trate de compuestos orgánicos o inorgánicos, incluyendo también sustancias alergénicas, como el humo del tabaco, el polen, el pelo de los animales, los olores de los limpiadores químicos, pinturas o pegamentos, el polvo o los ácaros.

De este modo, ya se trate de un uso automatizado como manual del equipo, lograremos una atmósfera filtrada (Hepa y carbón activado), sin olores y desinfectada (ozonizador y rayos ultravoleta), que proporciona una agradable sensación a un aire fresco y oxigenado, esta última condición gracias, sobre todo, al ionizador.

Su uso en cualquier estancia de la casa lo facilita el diseño compacto y portátil del aparato, que también dispone de un cómodo mando a distancia y de unos tiempos de actuación que pueden realizar tratamientos de choque puntuales para mejorar la calidad ambiental en tan sólo unos minutos. Igualmente, por supuesto, podemos realizar un tratamiento más prolongado, que variará en función de las distintas necesidades y espacios a tratar. Sea como fuere, lo cierto es que si buscamos un tratamiento integral de ambientes interiores, el purificador de aire doméstico es la solución perfecta.
Si quieres conseguir una alimentación sana en tu hogar, te animamos a que visites la tienda online especializada en ozonizadores domésticos.