El musk es el nombre comercial de una fragancia que hace muchos años se encuentra presente en la historia de la humanidad.

Por: Andrea Andorra

El origen de esta particular escencia se encuentra en las glándulas excretorias, cercanas a los genitales de una variedad muy particular de ciervos originarios de Asia central: el ciervo almizclero.

El almizcle, tal es el nombre de la sustancia que estos animalitos excretan, es el principio activo que confiere a esta esencia ese aroma tan particular: dulce y cálida y con larga perdurabilidad. La manera de extraer este principio activo llevó a estos ciervos almizcleros casi a la extinción.

Otras variedades de animales de las cuales se extrae el almizcle son el buey almizclero, el pato almizclero y hasta la rata almizclera. También ciertas maderas producen un olor similar, como la madera almizclera de las Guyanas.

El procedimiento es algo cruel: se mata al animal, y se extrae completamente la glándula. Luego se la deja secar al sol sobre una piedra caliente, o se la sumerge en aceite hirviendo. El almizcle puro tiene un penetrante olor, casi insoportable para el ser humano, pero puesto en perfumes, en pequeñas dosis, se generan perfumes de larga duración, y un aroma inconfundible.

La popularidad del musk es que supuestamente, se trata de un afrodisíaco. La realidad es que en el animal, el almizcle es una sustancia que activa la respuesta animal de las hembras. Los seres humanos han usado este principio activo desde tiempos inmemoriales, no solamente en perfumes, sino en aceites que se suelen emplear en la práctica del yoga tántrico. También se emplea en aromaterapia, es decir la curación de las enfermedades a través de los olores.

El almizcle chino o tibetano es el más preciado. Se envasa en pequeñísimas vasijas artesanales, ricamente decoradas con filigranas. Las mismas están selladas al vacío para conservar el olor.
El almizcle es sumamente poderoso. Con un solo gramo es posible perfumar millones de metros cúbicos de aire, y su fragancia permanece por días y días. El almizcle contribuye con su fuerza y su presencia a las fragancias de origen vegetal, por eso es tan popular en la industria perfumera, estando presente en gran variedad de marcas de perfumes.

Un perfume que tiene dentro de su bouquet a este aceite esencial es Amor Amor de Cacharel.
La emperatriz Josefina, esposa de Napoleón Bonaparte adoraba los perfumes en base a almizcle, y lo usaba con frecuencia para seducir a su esposo.

Andrea Andorra es asesora de belleza para http://www.perfumesandorra.com, tu tienda online de perfumes y cosméticos.