Desde siempre, las sillas de jardín por antonomasia son esas blancas de plástico, apilables hasta el infinito y cuya única diferencia era la imaginación del diseñador a la hora de perforar el asiento y el respaldo para que no se acumulara el agua.

Por: Josep M

Desde siempre, las sillas de jardín por antonomasia son esas blancas de plástico, apilables hasta el infinito y cuya única diferencia era la imaginación del diseñador a la hora de perforar el asiento y el respaldo para que no se acumulara el agua.

En nuestra opinión, son las sillas más feas nunca vistas, y además son incómodas, demasiado bajas y con unos brazos demasiado grandes como para sentarse a la mesa, y demasiado altas como para ser un sillón.

En la tienda de muebles de terraza online os vamos a quitar esta idea de la cabeza, y es que en el mundo de las sillas de terraza hay mucho por decir y por hacer. Lo clásicos nunca mueren, se reinventan, la clásica silla de resina o polipropileno la podemos encontrar en infinidad de colores y diseños. Más modernos, minimalistas, con combinaciones de colores y materiales. También con la entrada del metacrilato, nos permiten tener sillas de color y transparentes, con diseños más barrocos sin renunciar al confort. Las nuevas resinas como el polipropileno y el metacrilato, nos ofrecen sillas de gran robustez y resistencia, y nos abren las puertas de la imaginación ya que a nivel de diseño no hay límites. Bueno, uno sí, que te puedas sentar.

Pero dejad paso que llega el aluminio acompañado del textilene. Y es que pocas veces veremos el uno, sin el otro. Si queremos una silla de metal, pero que no se nos oxide en el jardín, el aluminio es lo que tenemos que buscar. El aluminio nos ofrece una silla ligera, fuerte y que no se oxida, con gran variedad de diseños. El textilene nos traerá el plus de confort, el textilene puede ser de cualquier color, puede tener una trama más o menos densa, y su resistencia a los agentes atmosféricos es notable.

El aluminio también se junta mucho con el ratán sintético, o fibra sintética, y de esta unión salen sillas con un extra de confort y la elegancia del ratán, pero sin el desgaste que sufre el natural. Al ser sintético, perdura más en el tiempo y podemos disponer de muchos colores distintos. A nivel de forma, pocas se le resisten a este material, desde formas más clásicas a formas más geométricas, el abanico es muy amplio.

Intentar resumir en una entrada de blog todos los tipos de sillas de jardín que puede haber en nuestra tienda online de mobiliario para terraza, es casi imposible, pero estoy seguro que encuentras una que satisfaga tus necesidades. Nos leemos en próximas entradas.

Para todas aquellas personas que se interesen en probar y ver el artículo físicamente también podemos invitarles a que visiten las instalaciones de nuestra tienda asociada, situada en la población de Miami Playa en la provincia de Tarragona. Atención telefónica personalizada en el 977 17 12 45 o por mail en jardinyterraza.com marketing(arroba)jardinyterraza.com

Mobiliario terraza