En educación holista se trabaja con los cinco niveles de totalidad y éstos necesitan conceptos, métodos y objetivos propios; para su desarrollo requiere contar con las seis dimensiones en el ser humano que deben ser tomadas en todo proceso educativo

Por: Fundacion Holista

Este ensayo está basado en los libros de educacion holista del Dr. Ramon Gallegos. En la educación un paradigma, es un modelo que representa la forma de pensar y actuar vigente en determinado período, o momento, pero con el tiempo estos “modelos” se desgastan y requieren renovación, que vayan acordes al momento actual. Podemos citar entre los paradigmas o modelos pedagógicos más frecuentes: tradicional, conductista, cognitivo y social cognitivo.
Resulta difícil no sucumbir a la tentación de comentar lo que está sucediendo con la educación: necesitamos acudir a un enfoque integral que nos permita fusionar todos los modelos y teorías del pasado y del presente, así como los fundamentos esenciales de la educación holista, porque no todo lo viejo es malo, ni todo lo nuevo es bueno; dice el Dr Ramon Gallegos que se requiere ante todo un equilibrio. Existen cinco niveles de totalidad, correspondiendo al primero con el que trabaja el educador holista es la conciencia individual, poniendo especial atención al desarrollo personal y al estilo de aprendizaje del estudiante.
En educación holista se trabaja con los cinco niveles de totalidad y éstos necesitan conceptos, métodos y objetivos propios; para su desarrollo requiere contar con las seis dimensiones en el ser humano que deben ser tomadas en todo proceso educativo
1.- Dimensión cognitiva, se refiere al desarrollo de la inteligencia en el aspecto lógico matemático, y verbal, aquí estos aspectos deben ser cultivados con amor y respeto para que el alumno haga buen uso de ellos.
2.- Dimensión social, de aprendizajes compartidos
3.- Dimensión emocional, todo aprendizaje requiere de ella, porque no es posible separar la emoción de la razón.
4.- Dimensión corporal, la armonía cuerpo – mente es necesaria para la calidad del aprendizaje pues resulta imprescindible para el educando estar en constante movimiento
5.- Dimensión estética, el arte es el desarrollo de nuestra sensibilidad y lleva al florecimiento de la bondad y al despertar a una vida feliz
6.- Dimensión espiritual, ésta es la base del amor y la sabiduría es a través de ella en donde se da la educación con una riqueza inspirada en el amor, que va mucho más lejos que la eficacia y la eficiencia. Sin el amor, que es lo que nos da una comprensión integral de la vida, la eficacia sólo desarrolla competencias e insatisfacción. El objetivo de la educación es preparar hombres y mujeres con visión integral, liberados del temor, porque sólo entre tales seres humanos puede acontecer el verdadero desarrollo. La espiritualidad es el corazón de la educación holista.

Educación Holista
El Dr. Ramón Gallegos Nava (2007), afirma que la educación actualmente está basada filosófica y epistemológicamente en el mecanicismo y materialismo del siglo XVIII, el cual ha perdurado durante el siglo XIX y el XX, y fue una educación basada en el modelo de línea de ensamblaje de las fabricas de aquella sociedad, el objetivo fue formar ciudadanos para el trabajo mecánico con una fuerte racionalidad instrumental, los valores predominantes fueron el control, con consumo, la competencia, la velocidad, el éxito material. Hoy esta visión del mundo genera más problemas que soluciones por ellos se hace fundamental un cambio de paradigma que nos permita educar de manera diferente, para una sociedad sustentable y de manera integral, con una visión holista del ser humano del siglo XXI.
La educación holista, se ha desarrollado a partir de los noventa, recuperando el mejor conocimiento de diferentes campos e integrándolo con los nuevos desarrollos de la ciencia de la totalidad. Este paradigma que ofrece un nuevo marco para entender el sentido de la educación en la actualidad y por otro lado recupera lo mejor de los educadores clásicos, superando así mismo los falsos supuestos en que se baso la educación durante el siglo XX, el resultado es un paradigma enormemente creativo, sin precedentes en la historia de la educación que está revolucionando radicalmente nuestras ideas sobre lo educativo. Y que contiene en mucho de lo que es la “Educación Basada en Problemas” método que obliga a que los profesores planifiquen, organicen y desarrollen sus contenidos en base a las competencias que pretendemos desarrollar en los educandos con cada uno de los conceptos curriculares, dándose la convergencia de los contenidos horizontales como verticales, así como todos aquellos aprendizajes que el educando lleve consigo, es decir ira construyendo el conocimiento. Logrando a través de una visión integral dar las alternativas de solución a problemas planteados.
La educación holista es lo que la humanidad realmente necesita para superar los problemas sociales, económicos, tecnológicos, morales y espirituales del siglo XXI, la necesita porque es la única que educa integralmente tomando en cuenta los aspectos de cuerpo-mente-espíritu; es la educación que hace uso de la sabiduría antigua y de conocimientos más reciente. Es necesario tomar en cuenta al ser humano como un ser integral, practicar el dialogo; ya que por medio de este construimos experiencias y pensamientos colectivos donde hacemos y tenemos muchos intereses en común. Este sendero pone en marcha un proceso de evolución de la conciencia la cual revitaliza nuestro ser, nuestro desarrollo moral complementado con la práctica de la atención plena y el desarrollo del discernimiento, con estas tres prácticas fundamentales nos hacemos mejores seres.
Resulta imprescindible reconocer la importancia del cambio de paradigma en la educación, porque en la familia se inicia el desarrollo del individuo en todas sus potencialidades, y es a partir del dialogo donde se van a marcar límites para que los adultos se responsabilicen del bienestar de los menores, se comportan como corresponde a su autoridad y los eduquen con paciencia y amor, es un estado de conciencia, una visión integral de la vida, una actitud compasiva, una apertura incluyente a la diversidad, un sendero de paz, diálogo y fraternidad; es fundamental para fortalecer la evolución del ser humano. En el presente texto se propone la aplicación de los doce principios que las escuelas holistas llevan a efecto a través de una práctica integral para educar con el corazón y dejar en los alumnos sembrado el camino de sabiduría, amor y compasión y que su espiritual sea el despertar que ya existe en cada ser.
El Dr. Ramon Gallegos afirma que la inteligencia espiritual trasciende a la razón. Por lo que es necesario que el conocimiento y la educación se realicen en un contexto de espiritualidad, y de amor; donde la educación holista tiene como objetivo desarrollar la inteligencia espiritual que nos lleve a la felicidad; de tal manera que para su desarrollo requiere de una práctica integral. La inteligencia emocional, la intelectual y la espiritual conforman la trilogía básica de la visión holista que son: cuerpo-mente-espíritu. Respecto a la inteligencia espiritual en la educación. requerimos un cambio de paradigma educativo, este cambio es la educación holista, que busca el bienestar de todos.
Estoy de acuerdo con el Dr. Ramón Gallegos cuando afirma que obramos con inteligencia espiritual al realizar nuestro trabajo con responsabilidad y ética profesional, con la capacidad de ser felices a pesar de las circunstancias, de resolver los retos de la vida sin crear sufrimiento en la gente que nos rodea, ni en uno mismo, y así reconocer y valorar la vida misma, porque la inteligencia espiritual es la capacidad de entender que nuestro accionar en la vida debe ser con responsabilidad, atención plena y amor universal.
La educación holista se interesa por una formación integral del ser humano, abarcando todos los aspectos desde lo intelectual, emocional, físico, social y hasta el más importante el espiritual. Dicha educación está considerada como el nuevo paradigma educativo para el siglo XXI sin precedentes en la historia de la educación que está revolucionando radicalmente nuestras ideas en el ámbito educativo.
Se considera que la inteligencia espiritual es el factor principal del despertar y del reconocimiento de la unidad con el ser, es el reconocimiento de nuestra verdadera naturaleza. La felicidad es la esencia de lo que realmente somos, surge desde el corazón del ser; Todos estamos capacitados para vivir el dolor, pero el sufrimiento es producto de un mal entendido, por desconocimiento de la verdad espiritual.
Los seres humanos poseemos tres ojos del conocimiento: el empírico, que nos sirve para conocer el mundo material; el mental con el que conocemos el mundo de las ideas y el espiritual que nos conduce a conocer la realidad suprema o ser espiritual. El ojo espiritual es el único que puede hacer la integración de lo espiritual, lo material y lo social, ya que es el más incluyente integrador, y se logra a través de la inteligencia espiritual, la cual mantiene unido a los seres humanos, su camino es a través del diálogo, la paz y la reconciliación entre ellos y el kosmos. La verdadera felicidad es el ser, no el tener; de tal manera que la inteligencia espiritual es la capacidad de proporcionar felicidad desde el interior, por lo que se requiere el desarrollo de nuestra propia conciencia, de la inteligencia espiritual.
Hoy en día, las escuelas públicas deben realizar el proceso espiritual a fin de lograr el desarrollo de todas las capacidades de los estudiantes y con ello la inteligencia espiritual, elevando el nivel de la conciencia, superando la ignorancia para vivir en unidad con el ser y encontrar la verdadera felicidad que nos libera, cura e ilumina y así cumplir con el verso que el Buda pronunció hace 2500 años: “Que todos los seres sean felices, que todos los seres vivan en paz”. Podemos considerar, como lo manifiesta el Dr. Ramón Gallegos, que si un educador holista es feliz, está en condiciones de dar luz a todo el mundo; por eso es necesario aprender a ser felices y ver las cosas como son, dándonos un voto de confianza en la vida. Ser espiritual significa tener una visión del mundo con un final feliz, porque este es la realidad suprema, por lo cual debemos mantenernos serenos, observando y comprendiendo ya que esto nos lleva a la sabiduría.
La educación holista es una estrategia comprensiva que permite reestructurar la
educación en todos sus aspectos: la naturaleza y el contenido del currículo, la función del maestro, los estudiantes y los administradores escolares, la manera como el proceso de aprender es enfocado, la estrategia para reestructurar completamente el sistema educativo, la importancia de los valores y la naturaleza de la inteligencia.
Esta educación holista está basada en nuevos principios sobre la inteligencia, el
aprendizaje, el ser humano, la sociedad y el universo que habitamos, principios
surgidos desde los nuevos paradigmas de la ciencia, tales como la física cuántica, la teoría del caos, la teoría holográfica del cerebro, las ciencias cognitivas, el desarrollo sustentable, la ecología, etc. Está educación percibe al mundo en términos de relación e integración, reconoce que toda la vida en la tierra está organizada en una vasta red de interrelaciones. Cuando los principios holísticos son aplicados a la educación la escuela empieza a funcionar como un sistema vivo, como una comunidad de aprendizaje, porque los sistemas vivos son por naturaleza comunidades de aprendizaje, el mejor modelo para una escuela como comunidad de aprendizaje es la comunidad ecológica. Esto significa también que la verdadera educación debe basarse en principios ecológicos, la educación holista nos da un camino ecológico para aprender y enseñar. Así también recoge la esencia del artículo tercero constitucional que se refiere a una educación integral, por ello ofrece un modelo y un conjunto de recursos que nos permiten hacer realidad este objetivo constitucional.

Bibliografía
Gallegos Nava Ramón (2000) El espíritu de la educación. Integridad y trascendencia en educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2001) La educación del corazón. Doce principios para las escuelas holistas. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2001) Educación holista. Pedagogía del amor universal. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2001) Una visión integral de la educación. El corazón de la educación holista. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2001) Diálogos holistas. Educación holista y filosofía perenne I. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2003) Aprender a ser. El nacimiento de una nueva conciencia espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2003) Comunidades de aprendizaje. Transformando las escuelas en comunidades que aprenden. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2003) Pedagogía del amor universal. Una visión holista del mundo. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara
Gallegos Nava Ramón (2004) Sabiduría, amor y compasión. Educación holista y filosofía perenne II. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2004) El Camino de la filosofía perenne. Educación holista y filosofía perenne III. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2005) Educación y espiritualidad. La educación como práctica espiritual. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.
Gallegos Nava Ramón (2007) Inteligencia espiritual. Más allá de las inteligencias múltiples y emocional. Fundación Internacional para la Educación Holista, Guadalajara.

Ramón Gallegos Y La Espiritualidad En Educación
Fundación Internacional Para La Educación Holista
Doctorado en Educación Holista
Laura Beatriz Rodríguez Silva,
Guadalajara, Jal. México. Enero 2013

Fundación Internacional para la Educación Holista
Maestría y Doctorado en Educación Holista
www.ramongallegos.com