Con la llegada del verano uno de los electrodomésticos más utilizado es el aire acondicionado. Para que el aparato de aire funcione correctamente hay que seguir una serie de pautas y recomendaciones para que llegada la época de conectarlo funcione correctamente.

Por: Belen Mateos

 Con un verano que se augura como uno de los más calurosos de las últimas décadas y ya las temperaturas cada vez más altas, es normal que empecemos a usar ventiladores y aparatos de aire para refrescarnos y poder mitigar en la medida de lo posible el calor.
Hay que seguir una serie de pautas para colocar adecuadamente nuestro aparato de aire acondicionado y así conseguir su mejor rendimiento: el aire funciona mejor en un sola dirección que de una a otra, por lo que debe ubicarse lo más centralizado posible en la habitación. La limpieza del filtro afectará positiva o negativamente el funcionamiento del equipo. Un filtro de aire limpio enfriará más rápido y consumirá menos energía. Aparte de la eficiencia, que es lo que más interesa al consumidor, los aparatos de aire modernos poseen múltiples atributos, que hacen posible ahorrarnos un dinero en la factura de la luz.
Otro de los factores importantes en el uso de nuestro aire acondicionado que determina que el desembolso final sea más o menos doloroso es lo mucho o poco que se haya abusado del termostato. Los expertos consideran que el confort térmico se obtiene con 25 grados, una temperatura que implica unos requerimientos de luz bastante ajustados. A partir de ahí, cada grado menos significa entre un 7 y un 8 por ciento de gasto más.
Cada vez más familias consideran el aire acondicionado no como un mero gasto, sino como una inversión importante para mejorar su calidad de vida. Nadie lo pone en duda, pero el placentero aire acondicionado también puede tener efectos negativos en la salud si no se toman ciertas precauciones y se usa con moderación.
Queda un larguísimo verano por delante, ahí van una serie de recomendaciones para que estar fresquito en casa no sea un sacrificio para los bolsillos. Lo primero es que los equipos estén instalados en lugares poco expuestos al sol y donde haya bastante corriente. Lo segundo, tener en cuenta que es poco saludable que haya más de doce grados de diferencia entre el interior y el exterior de los domicilios. Tercero, aislar el inmueble adecuadamente permite que no haya pérdidas energéticas. Y cuarto, realizar un mantenimiento periódico de los sistemas, con especial atención a la limpieza de los filtros, una buena limpieza de filtros permitirá que el aire acondicionado funcione correctamente, y la capacidad de enfriar no se vea alterada por un mal mantenimiento del equipo de aire.

 aire acondicionado