Siempre es bueno tener diferentes opciones a la hora de cocinar y más para tu bebé pues siempre debe estar bien alimentado. Por eso Materna te trae algunas recetas elaboradas por nuestros nutricionistas. El desayuno

Una buena alimentación comienza con la primera comida del día. Es por eso que un buen desayuno es importante. Más aún, si el organismo ha estado varias horas sin alimento. La noche es, por lo general, el período de ayuno más largo del día, sobre todo para los niños, que suelen dormir más horas que los adultos. Es pos eso que, la importancia del desayuno no debe verse empañada por apuros ni por excusas.

Lo ideal es hacer de la hora del desayuno un momento compartido de intimidad familiar, en especial para aquellas familias que no pueden reunirse en el almuerzo. Compartir el desayuno no sólo garantiza que el niño haga una buena ingesta, que lo prepara para una jornada de intensa actividad, sino que crea en él un hábito que lo acompañará toda la vida.

El paladar del bebé

Seguramente haya comidas que al bebé le gusten más y otras que rechace con frecuencia, por eso hay que darle cantidades pequeñas de alimentos variados, evitando realizar mezclas irreconocibles a su paladar. El bebé debe aprender a degustar los alimentos de a uno para que mamá, pueda reconocer los gustos de su hijo y observar la tolerancia a cada uno de ellos.

La comida y el postre


Es sumamente importante el tiempo entre la comida y el postre. Lo correcto es dejar pasar unos 10 minutos entre los mismos para que pueda cambiar el sabor y degustar lo que se le está dando.

A partir de los 6 meses en adelante
Ingredientes:

• 1 taza de leche (la que tome tu bebé)

• 25 g. de aceite

• 25 g. de almidón de maíz
1. Disolver el almidón de maíz en un poco de leche fría.

2. Colocar el resto de la leche en una cacerolita y llevar al fuego hasta que hierva.

3. Añadir el almidón de maíz disuelto en la leche fría y revolver constantemente hasta que la salsa blanca comience a espesar. Una vez fuera del fuego, incorporar el aceite y mezclar.

4. Servir tibia mezclado con alguna verdura.


Ingredientes:

• 2 tazas de agua

• 2 tazas de leche

• 12 cucharadas de sémola

• 1 pizca de nuez moscada


Preparación:

1. Colocar en una cacerola la leche y el agua. Llevar a hervor. Agregar la sémola lentamente y en forma de lluvia.

2. Revolver constantemente hasta que retome el hervor. Cocinar 2 minutos más. Fuera del fuego, sazonar con nuez moscada.



Ingredientes:

• 2 cucharaditas de almidón de maíz (Maicena)

• 400 c.c. de leche (la que tome tu bebé)

• 200g. de zapallo



Preparación:

1. Hervir el zapallo cortado con el agua. Tapar y cocinar. Retirar del fuego y pasar por la minipimer sin descartar el agua.

2. Disolver la fécula en la leche y agregar el puré.

3. Volver al fuego hasta que hierva por 2 minutos.



Ingredientes:

• 2 litros de agua potable

• 1/2 paquete de acelga

• 1/2 choclo

• 2 rodajas de calabaza

• 1 ramita de apio

• 1 zanahoria



Preparación:

1. Lavar bien los vegetales bajo la canilla. Pelar la zanahoria, la calabaza y el choclo. Retirarle los cabitos a la acelga. Cortar todos los vegetales en trozos medianos.

2. Colocarlos en una cacerolita con agua fría.

3. Cocinar a fuego bajo durante 1 hora.

4. Filtrar el líquido y fraccionarlo en recipientes descartables de 250 c.c. o en cubeteras con tapa previamente lavados.

5. Llevar al freezer. Dura 2 meses. Para utilizarlo retirar la porción necesaria y descongelar a fuego suave ó en microondas.

Consejos: Según la edad del bebé y la sugerencia del pediatra, se podrá agregar carne, pollo o pescado.

No es necesaria la adición de sal.

Este caldo sirve como base de múltiples preparaciones.


A partir de los 7 meses en adelante


Ingredientes:

• Rocío vegetal (cantidad necesaria)

• 1 pizca de nuez moscada

• 120 c.c. de crema de leche

• 180 c.c. de leche

• 2 huevos

• 250 g. de pechugas de pollo sin hueso ni piel



Preparación:

1. Desgrasar el pollo, cortarlo en cubos y procesarlo hasta que resulte desmenuzado.

2. Agregar los huevos, la leche y la crema de leche. Condimentar con la nuez moscada.

3. Seguir procesando todos los ingredientes juntos hasta lograr una textura homogénea.

4. Humedecer moldes individuales con rocío vegetal y llenarlos hasta la mitad con la preparación. Cocinar 30 minutos a baño de María en horno moderado.


Ingredientes:

• 3 cucharadas de crema de leche

• 4 cucharadas de cereales precocidos para bebés

• 1 zapallito cocido

• 1 pechuga de pollo sin hueso ni piel



Preparación:

1. Desgrasar el pollo, envolverlo en papel aluminio para que resulte jugoso y cocinarlo en el horno durante 20 minutos. Procesarlo.

2. Quitarle las semillas al zapallo y cortarlo en trozos pequeños. Mezclarlo con el pollo, los cereales y la crema.

3. Calentar a baño de María o en microondas.



A partir de los 9 meses en adelante


Ingredientes:

• 3 manzanas

• 1/2 taza de agua

• 3 cucharadas de azúcar

• 2 cucharadas de almidón de maíz


Preparación:

1. Cocinar las manzanas peladas en trozos con el agua y el azúcar.

2. Procesar o pisar e incorporar la fécula disuelta en agua fría.

3. Volver a fuego y cocinar 5′ más a fuego bajo.

4. Colocar en moldecitos acaramelados, desmoldar y servir.



Ingredientes:

• Sal a gusto

• 25 c.c. de leche

• 1 pizca de nuez moscada

• Perejil picado (cantidad necesaria)

• 4 cucharadas de pan rallado

• 1 huevo

• 3 cucharadas de avena

• 250 g. de carne picada



Salsa:

• Hierbas frescas a gusto

• 1/2 litro d puré de tomate sin semillas y sin piel



Preparación:

1. Colocar en la procesadora la carne, la avena, el huevo, el perejil, nuez moscada y el pan rallado.

2. Estirar con un palote sobre papel film, en un grosor de 5 cm aproximadamente.

3. Colocar en el freezer por 1 hora.

4. Retirar y cortar bastones.

5. Calentar el tomate con las hierbas e incorporar los bastones. Cocinar 30 minutos aproximadamente.

6. Se pueden acompañar con pasta.



A partir del año en adelante

Ingredientes:

• 1 yema

• 1 cucharada de orégano

• 1 cebolla chica

• 250 g. de pollo (1 pechuga)

• Salsa blanca

• 1/2 taza de leche fría

• 1 cucharada y media de harina

• 1 cucharada y media de manteca



Para rebozar

• 1 huevo

• Sal y pimienta a gusto

• 1 taza de avena extrafina instantánea



Preparación:

1. Procesar el pollo.

2. Realizar una salsa blanca. Mezclar la manteca con la harina y luego verter la leche caliente. Una vez que hierve, mezclar 1 minuto. Reservar.

3. Rehogar la cebolla picada en aceite.

4. Mezclar la salsa blanca con el pollo, la cebolla, el perejil y la yema. Sazonar a gusto. Llevar al frío.

5. Realizar con la pasta fría figuras.

6. Pasar las figuras por huevo y luego por avena instantánea y pan rallado.

7. Estacionar en la heladera
materna, el primer club de madres de Latinoamérica.

Encontrate con otras mamás para compartir tus experiencias de la maternidad. Intercambiá opiniones con embarazadas. Seguí la evolución de tu embarazo semana a semana y el desarrollo de tus hijos en tu casilla de correo. Aprendé todo sobre la lactancia materna. Ingresá en los foros y asistí a nuestros eventos. Además, participá en concursos y obtené muchísimos beneficios.