Existen carreras en las que se requieren hacer trabajos para los que se necesita documentarse. Es el caso de Traducción e Interpretación.

Por: María Gómez

Estoy estudiando Traducción e Interpretación, lo cual significa no solo que tengo las asignaturas de inglés de rigor, sino que en temario que se dé en cada una de ellas también depende de aquello en lo que yo quiera especializarme, dado que estoy en tercero.


Por ejemplo, tengo amigos que se han especializado en Traducción Audiovisual, lo cual significa que, a menudo, tienen que traducir textos basados en guiones de películas, y cosas así. En mi caso, mi especialidad es, o va a ser, la traducción científico-tecnológica, así que los documentos que nos mandan traducir tienen mucho que ver con ese campo y están llenos de tecnicismos.


Lo mismo ocurre, naturalmente, con las redacciones que nos mandan hacer en las susodichas clases de inglés. Ahí sí que no tenemos que traducir nada, dado que son asignaturas destinadas únicamente a mejorar nuestro nivel en el idioma; pero eso no significa que no entrañen dificultad. La redacción que tengo que escribir ahora es de temática libre, así que he decidido hacerla de sistemas de seguridad. Por ejemplo, Me estoy refiriendo a cosas como un avisador de radares o cosas más extravagantes y dignas de un multimillonario, como las alarmas GSM.


Buscando información sobre estos sistemas de seguridad, di con mucha información interesante sobre radares de tráfico y sanciones de velocidad, así que he querido incluir el alcoholímetro como sistema, si bien ya no de seguridad, sí de control del ciudadano.


Mi nivel de inglés es muy bueno, así que no tengo que romperme demasiado la cabeza intentando hacer una buena redacción; pero quiero asegurarme de que el tema sea interesante, y creo que este lo es. La última palara la tiene mi profesor, eso está claro, pero a mí me parece que le va a gustar. Es original, y es lo que se busca un poco en este tipo de redacciones.

Y tú, ¿qué sabes sobre el avisador de radares?